Denis Rodman y sus 48 horas más locas en Las Vegas con el permiso de Phil Jackson

El pívot de los Bulls de la 1997/98 narra un episodio increíble en plena temporada, tras obtener el permiso de su entrenador para hacerlo.

Phil Jackson, permiso vacaciones Denis Rodman. Foto: gettyimages
Phil Jackson, permiso vacaciones Denis Rodman. Foto: gettyimages

El éxito del documental "The Last Dance" es innegable y se debe, en parte, a la cantidad de intrahistorias que ofrecen personalidades tan marcadas y diferentes entre sí como las de Denis Rodman, Michael Jordan y Phil Jackson. Con los Chicago Bulls concentrados en carburar como equipo después de muchas dificultades e incertidumbre en el tramo inicial de la campaña, el pívot, pieza fundamental en el engranaje del equipo por su habilidad innata para rebotear y defender, tomó una decisión: necesitaba un descanso. Corría el mes de enero, a finales, cuando Rodman consideraba que no podía seguir con ese nivel de concentración y exigencia marcado por Jackson y Jordan, por lo que fue al despacho del Maestro Zen con una curiosa petición.

The Last Dance: Dennis Rodman convirtió al rebote en un arte

The Last Dance: Dennis Rodman convirtió al rebote en un arte

El 'gusano' fue durante siete temporadas consecutivas el máximo reboteador de la NBA y consiguió 5 anillos de la NBA: 2 con los Pistons y 3 con los Bulls

Seguir leyendo

"Necesito unas vacaciones". Se habían disputado 40 partidos de temporada regular, el equipo estaba muy concentrado y esas palabras generaron estupor en la plantilla. Todos sabían de las aficiones de Rodman, pero también de su compleja personalidad por lo que lejos de prohibírselo, Phil Jackson quiso conocer qué tenía pensado hacer y llegó a preguntarle si unas vacaciones podían ser de 48 horas. Denis aceptó el plazo, armó el petate y se fue a Las Vegas. Denis Rodman, en Las Vegas, 48 horas. ¿Qué podía salir mal? Todo. Mientras los Bulls jugaban contra Charlotte Hornets y New Jersey Nets, solventando ambos encuentros con victorias, Rodman vivía sus particulares vacaciones.

Jordan relató en el documental cómo se lo encontró cuando decidió ir a buscarlo porque no había vuelto en el plazo convenido, incluyendo el mediático episodio con Carmen Electra. Alcohol, drogas, mujeres y juego inundaron esas 48 horas de un Denis Rodman que dos días después estaba jugando con los Chicago Bulls contra Utah Jazz, en un partido que los de Illinois perdieron por 7 puntos y en el que el pívot disputó 34 minutos, capturando 14 rebotes y sin anotar ni un solo punto. Un episodio que pone de manifesto la paciencia e inteligencia de Phil Jackson, cuya figura se está viendo muy fortalecida con estos atractivos episodios de "The Last Dance".

Carmen Electra:

Carmen Electra: "Llamaron a la puerta, era Michael Jordan, así que me escondí detrás del sofá".

Seguir leyendo

Comentarios recientes