El partido del Dream Team que se convirtió en pesadilla

El mejor equipo de la historia del baloncesto sufrió un traspiés en la preparación para Barcelona 92 contra un equipo universitario. Lo repasamos.

Partido perdido por el Dream Team. Foto: gettyimages
Partido perdido por el Dream Team. Foto: gettyimages

Lo imposible se hizo realidad. La derrota del Dream Team en un partido a puerta cerrada contra un conjunto universitario es una de las historias más apasionantes de la historia de este deporte y nunca está de más repasarla para darnos cuenta de que una pléyade de estrellas no es suficiente para cosechar éxito. La emisión del documental The Last Dance ha hecho que los aficionados se retrotraigan a una época en la que este deporte experimentó su mayor eclosión y en la que algunos de los mejores de la historia ganaron el oro olímpico en Barcelona 92 haciendo gala de un juego impecable. Pero hubo mucho más detrás de eso.

Hace unas fechas repasábamos el rendimiento deportivo de un equipo inalcanzable para sus rivales durante el campeonato, cuyo rendimiento subió a raíz de una derrota. Se produjo en la fase preparatoria para la cita olímpica. La selección estadounidense se encontraba concentrada en San Diego (California) y había organizado algunos partidos preparatorios para ir adquiriendo ritmo. El que les enfrentó a un combinado de los mejores jugadores universitarios era uno de los primeros y sirvió para alertar a todos de que si no dejaban a un lado sus egos y jugaban como un equipo, el desastre podría cernirse sobre ellos.

El rendimiento deportivo del Dream Team 92. ¿Quién fue el mejor?

El rendimiento deportivo del Dream Team 92. ¿Quién fue el mejor?

Analizamos qué jugadores promediaron mejores números en un campeonato histórico que supuso la gran exhibición de la mejor NBA de la historia.

Seguir leyendo

Fueron 20 minutos de encuentros en los que jóvenes que luego serían protagonistas en la NBA, como Chris Webber, Penny Hardaway, Grant Hill, Rodney Rogers, Allan Houston o Jamal Mashburn, sacaron los colores al Dream Team y terminaron venciendo por 62-54. Es preciso señalar que ese día no compitió Michael Jordan, al que el seleccionador, Chuck Daily, decidió dar descanso por unas molestias físicas que presentaba el de los Bulls. Viendo lo sucedido, Michael solicitó que se organizara otro partido al día siguiente en el que él fuera de la partida, y ahí el Dream Team ganó de 30 puntos, pero la derrota ya formaba parte de la historia de este deporte.

Comentarios recientes