Boston Celtics, el gran tapado en el regreso de la NBA

La franquicia dirigida por Brad Stevens llega a la reanudación sin partir como favorita en el Este aún teniendo más posibilidades de anillo que en sus últimos años

Jayson Tatum, jugador de Boston Celtics.
Jayson Tatum, jugador de Boston Celtics.

La larga cuenta atrás para la reanudación de la NBA ha llegado a su fin. Esta noche New Orleans Pelicans y Utah Jazz, y posteriormente Los Angeles Lakers y Los Angeles Clippers, darán el pistoletazo de salida a la vuelta de la competición en la 'burbuja' creada en el complejo de Disney World, en Orlando, y en la que las 22 franquicias con posibilidades de playoffs se enfrentarán entre sí por hacerse con el anillo.

Pese a que hay grandes favoritos para hacerse con el título, como pueden ser los propios Lakers y los propios Clippers, Milwaukee Bucks o incluso Philadelphia 76ers (han recuperado a sus grandes estrellas de lesión), hay un equipo que no ha entrado en las principales apuestas pero que tiene una plantilla capacitada para vencer a cualquiera en una serie a siete partidos: Boston Celtics.

Los Celtics ya demostraron antes de la suspensión de la NBA que son un equipo muy serio que ha sabido rehacerse tras las enormes bajas de Kyrie Irving y Al Horford. El fichaje de Kemba Walker, la explosión de Jaylen Brown, y sobre todo la de Jayson Tatum, han hecho que esta franquicia consiga haber superado todas las expectativas puestas sobre ella antes de comenzar el curso.

Pese a ver a unos Milwaukee Bucks muy superiores al resto durante la temporada regular, la realidad es que en los últimos años el equipo de Wisconsin solamente ha cosechado fracasos en playoffs. El equipo no parece conseguir acomodarse al juego de las eliminatorias. Y es por ello por lo que la Conferencia Este (también con la marcha de Kawhi Leonard de Toronto Raptors) está más asequible que nunca.

Sin embargo, un elemento que juega en contra de Boston Celtics es el disputar todos los encuentros en un campo neutral y sin público. El TD Garden es uno de los pabellones más complicados de toda la NBA, y más de una vez una serie de playoffs de los Celtics ha terminado por decantarse a su favor debido al factor cancha.

El caso es que, pese a ello, la plantilla de los Celtics puede aspirar a pelear por el máximo reconocimiento que un equipo puede conseguir en la NBA. Brad Steves afronta un gran reto dirigiendo a una serie de jugadores jóvenes que pretenden repetir la gesta del 2018, donde casi llegan a las Finales con Irving y Hayward lesionados.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes