¿Qué sabes de los dorsales retirados de los Milwaukee Bucks?

Los números retirados de la NBA antaño pertenecieron a jugones que hoy son leyenda. Aquí tienes la historia de los Milwaukee Bucks.

Los aficionados del Bradley Center de Milwaukee tienen el honor de contar entre los jugadores de su equipo con jóvenes promesas como Michael Carter-Williams, Giannis Antetokounmpo o Jabari Parker. El futuro de la franquicia está en sus manos pero, si buscan movitación, tan sólo deben mirar a lo más alto del estadio. Allí encontrarán estas estrellas:

Oscar Robertson (#1) está considerado como uno de los mejores bases de todos los tiempos, un jugador total. Fue elegido en la primera posición del Draft de 1960 por los Cincinnati Royals (actuales Sacramento Kings). Tras 10 espectaculares años en la franquicia, los Royals vendieron a Robertson a Milwaukee Bucks.

En la ciudad del Estado de Wisconsin 'The Big O' alcanzó la gloria como jugador, ganando el Anillo de Campeón en 1971 y llegando a las Finales de 1974. Seleccionado 12 veces para jugar el All Star, Robertson promedió 25,7 puntos, 9,5 rebotes y 7,5 asistencias por partido en 14 temporadas al máximo nivel.

También conquistó el oro olímpico en Roma 1960. Todo un mito.

Junior Bridgeman (#2) fue elegido en el Draft de 1975 por Los Angeles Lakers, aunque no duró mucho en la ciudad angelina puesto que fue traspasado junto a Brian Winters y otros jugadores a Milwaukee Bucks a cambio de Kareem Abdul-Jabbar. 'Junior' era un escolta con bastante efectividad en el tiro de media distancia, de ahí su más que aceptables 13,6 puntos, 3,5 rebotes y 2,4 asistencias por partido en 12 temporadas en la competición. Tras un breve paso de dos años por los Clippers, Bridgeman se retiró en su equipo de toda la vida, los Bucks, en 1987.

Otro componente mítico de los Bucks de los ochenta fue Sidney Moncrief (#4), quien desarrolló casi toda su carrera en la franquicia de Wisconsin. Seleccionado en el Draft de 1979, 'Sir Sid' era un base muy completo, capaz de firmar 15,6 puntos, 4,7 rebotes y 3,6 asistencias por partido a lo largo de sus 11 temporadas en la NBA, mientras que se erigía como uno de los mejores defensores de la competición.

De hecho, le nombraron 2 veces como Mejor Defensor del campeonato. Además, Moncrief participó en 5 ediciones del All Star.

Tras pasar por los Royals y los Rockets, el gran momento de Jon McGlockin (#14) llegó en el Draft de expansión de 1968, cuando fichó por los Bucks. En la franquicia de Wisconsin llegó a participar activamente desde la posición de escolta para conseguir el Anillo de 1971, junto a Robertson y Abdul-Jabbar.

'Jonny Mac' habría sido un excelente tirador de tres puntos con su rainbow jump, pero no fue sino hasta 1979 cuando se implantó esta distancia. Aún con ello, McGlockin anotó 11,2 puntos por partido durante sus 11 temporadas en la NBA.

Bob Lanier (#16) dominaba la pintura en los Pistons de los setenta. Tras alcanzar gran éxito personal en la franquicia de Detroit, 'Dobber' decidió buscar un equipo que pudiese aspirar al anillo y se marchó a Milwaukee, lugar donde jugó sus últimas cuatro temporadas.

Un ejemplo de trabajo y sacrificio. En un total de 14 temporadas en la liga, promedió 20.1 puntos y 10.1 rebotes por partido, jugando 8 All Star Game.

Brian Winters (#32) también entró en el intercambio que hicieron Lakers y Bucks y que llevó a Abdul-Jabbar a jugar en Los Ángeles. Una vez establecido en los Bucks, Winters apenas jugó 9 temporadas en la NBA, siempre en la franquicia de Milwaukee. Desde la posición de escolta, 'Charlie' anotó 16,2 puntos y repartió 4,1 asistencias, siendo elegido en 2 ocasiones para disputar el All Star.

Seleccionado en la primera posición del Draft de 1969 por los Bucks, Lew Alcindor, más conocido como Kareem Abdul-Jabbar (#33), llevó el primer y único anillo a Milwaukee en 1971. Allí coincidió con Oscar Robertson, formando uno de los equipos más temibles de principios de los setenta. Posteriormente, 'The King' decidió marchar a los Lakers en 1975, franquicia en la que estuvo 15 temporadas, consiguiendo 5 anillos y siendo el protagonista del showtime de Pat Riley.

Abdul-Jabbar ostenta el récord de puntos anotados, con 38.387 puntos en temporada regular. Además, logró capturar 17.440 rebotes, repartir 5.660 asistencias y poner 3.189 tapones en 1.560 partidos. En postemporada, Abdul-Jabbar sumó 237 partidos con un total de 5.762 puntos y 2.481 rebotes. Fue 6 veces MVP de la temporada, 19 veces All-Star. Una hombre récord.

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+

Comentarios recientes