Carmelo evita desde el triple la sorpresa australiana

Australia dominó durante muchos minutos al Team USA, aunque los de Krzyzewski evitaron al final lo que hubiera sido la sorpresa del torneo.

Estados Unidos y Australia nos han ofrecido el que hasta ahora ha sido el mejor partido de todos los que hemos visto en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Los australianos plantaron cara al Team USA y llegaron a soñar con la victoria, pero la aparición desde el triple de Carmelo Anthony y la inspiración de Kyrie Irving en los minutos finales evitaron la sorpresa.

Los primeros diez minutos de partido fueron todo un homenaje ofensivo. Las defensas brillaban por su ausencia y ambas selecciones se lucían sólo en uno de los lados de la cancha, el de ataque. Australia llegó a estar siete puntos arriba en estos minutos (24-17), pero Estados Unidos empezó a aplicarse un poco en la defensa y el cuarto se cerró con un empate a 29 puntos.

Muchos pensaban que el Team USA pondría una marcha más para dejar el partido encaminado ya en el segundo cuarto, pero no fue así. Los aussies, con un magnífico trío formado por Dellavedova, Mills y Bogut, empezaron a llevar la manija del choque y sus ventajas en el luminoso se convertían en algo habitual. De hecho, al descanso el marcador rezaba un ilusionante 54-49 para los oceánicos.

El paso por vestuarios sirvió a ambos técnicos para recordar a sus jugadores que había que subir el nivel defensivo. Y estos hicieron caso, aunque el cambió fue mayor en el Team USA, que empezó a ahogar el movimiento de balón de los australianos. Así, desde la defensa, el signo del choque comenzó a cambiar y Estados Unidos pasó a dominar en el marcador, tal y como reflejaba el 67-70 del final del tercer cuarto.

Pero los aussies no se asustaron ante la acometida yankee en esos diez minutos y se plantaron en el tramo final con las opciones intactas (74-75), aunque fue entonces cuando surgió Carmelo Anthony. El alero de los New York Knicks afinó su muñeca y con tres triples en apenas tres minutos, dejó el marcador casi sentenciado (80-88). Además, a esa exhibición de Melo se unió el australiano de nacimiento Kyrie Irving, y eso ya fue demasiado para Australia, que acabó claudicando con el 88-98 final.

Pese a la derrota, Australia se confirma como uno de los candidatos a medalla en estos juegos, mientras que el Team USA continúa invicto en su camino hacia un oro casi cantado.

Estadísticas del partido

Comentarios recientes