El Real Madrid humilla al Barcelona en el Palau Blaugrana (63-102)

Los de Pablo Laso dominaron el partido de principio a fin ante un inoperante Barcelona que se queda muy tocado tras esta histórica derrota.

Como un partido de juveniles frente a profesionales. Así se podría definir el partido que hemos visto esta noche en el Palau Blaugrana correspondiente a la octava jornada de Euroliga, y en el que el Real Madrid ha destrozado a su histórico rival, el FC Barcelona Lassa, por un escandaloso 63-102.

Toda una humillación que tardará mucho tiempo en olvidarse en Can Barça, ya que si duele perder contra tu eterno rival, hacerlo de esta manera es muchísimo peor. Por contra, el Real Madrid de Pablo Laso sale muy reforzado y da un golpe encima de la mesa sobre sus aspiraciones tanto en Euroliga como en Liga Endesa.

Ya desde el principio, con un parcial de 1-9, se vislumbró que iba a ser el Real Madrid el que iba a marcar el ritmo del partido, pero el FC Barcelona reaccionó y se acercó en el marcador hasta el 12-15 tras una canasta de Tomic. Pero no fue más que un espejismo, ya que los de Pablo Laso siguieron con su intensidad en defensa y con su acierto en ataque para cerrar el primer cuarto con un 17-29 favorable.

En el segundo cuarto el partido siguió por los mismos derroteros, lo que llevó a los visitantes a gozar al descanso de un cómodo y casi definitivo 31-54. Además, Anthony Randolph nos dejó para el recuerdo un descomunal tapón, posiblemente el mejor de la historia de la Euroliga.

Y en la segunda parte llegó la hecatombe total. El Real Madrid trató al FC Barcelona como si de un muñeco roto se tratase, ante un Palau Blaugrana que no despertaba de la pesadilla que estaba viviendo. La ventaja iba creciendo jugada tras jugada, y Bartzokas se mostraba incapaz de hacer reaccionar a los suyos. Los blancos llegaron a rozar los 50 puntos de ventaja, y solo un arreón en el último minuto con un triple de Vezenkov y dos de Rice permitió a los culés maquillar ligerísimamente el marcador al 63-102 final.

Una derrota, que además de dejar el balance del Barcelona en 4-4 y el del Real Madrid en 6-2 en esta Euroliga, puede traer muchas consecuencias. Para empezar, hace tambalear el proyecto de Bartzokas, hasta el punto que no sería descabellado que lo pueda marcar de por vida.

Comentarios recientes