El mejor quinteto de las competiciones europeas en este 2016

Vemos cuáles han sido los cinco jugadores más destacados que hemos tenido este año 2016 tanto en la Euroliga como en la Eurocup.

Ayer terminó el año 2016, y hoy, en el primer día de este 2017, llega el turno de ver cuáles han sido los jugadores más destacados que hemos tenido en el baloncesto europeo en estos 366 días (ha sido año bisiesto). Y que mejor manera que hacerlo con un quinteto de los mejores de las competiciones europeas, es decir la Euroliga y la Eurocup.

Este quinteto no está solo limitado a jugadores europeos, si no a todos aquellos, sean del país que sean, que en este 2016 ha participado en competiciones europeas. A continuación os presentamos a nuestro quinteto, y esperamos que se animen a comentar el suyo, ya que posiblemente será diferente, ya que esto es muy subjetivo.

BASE: Milos Teodosic (CSKA Moscú)

El serbio es uno de los mejores jugadores del Viejo Continente, y en este año 2016 lo ha vuelto a demostrar, siendo una de las piezas fundamentales para que el CSKA se alzase con el título de la Euroliga el pasado mes de mayo, cumpliendo así el sueño anhelado de los rusos en estos últimos años.

Su gran Euroliga 2015-16, en la que promedió 16,1 puntos, 5,7 asistencias y 17,8 de valoración, le sirvieron para ser nombrado en el mejor quinteto de la competición. Y su nivel en esta temporada 2016-17 está siendo incluso mejor, ya que ahora mismo, con la primera vuelta ya finalizada, está en 17,7 puntos, 7,8 asistencias y 18,5 de valoración.

ESCOLTA: Nando De Colo (CSKA Moscú)

El compañero de diabluras de Milos Teodosic, y gran protagonista de la Euroliga 2015-16, ya que fue nombrado MVP de la competición, en la que su equipo terminó campeón. En este tramo final de temporada ha sufrido una lesión que le ha impedido jugar, pero eso no es suficiente para no meterle en este quinteto, ya que cuando está en forma es seguramente el jugador más decisivo de Europa.

Como ya hemos dicho fue nombrado MVP de la pasada Euroliga, y lo logró gracias a unos extraordinarios números de 19,4 puntos (máximo anotador), 5 asistencias y 24,3 de valoración. Y en la actual edición, antes de esa lesión, ha demostrado que sigue a un gran nivel, ya que promedia 19,1 puntos, 3,8 asistencias y 21,1 de valoración en los ocho partidos que ha podido jugar.

ALERO: Keith Langford (Unics Kazan)

Ante la ausencia de un gran alero en este año 2016 en el baloncesto europeo, hemos tomado la decisión de incluir en esta posición a Keith Langford, un jugador que es escolta, pero que en un quinteto small-ball, tan de moda en el baloncesto actual, podría llegar a ocupar el puesto de 3. Y su inclusión en este quinteto se sustenta en el hecho de que estamos ante uno de los mejores cañoneros en Europa, por no decir incluso el mejor.

La pasada campaña su equipo disputó la Eurocup, y Keith Langford destacó al ser el máximo anotador con 19,7 puntos por partido y el segundo más valorado con 21,2. Y esta temporada, a pesar del aumento del nivel de exigencia en el salto a la Euroliga, el ex de la Universidad de Kansas ha respondido a la perfección, hasta el punto de que marcha como el máximo anotador con 24,1 por partido y también como el más valorado, con 25,5.

ALA-PÍVOT: Nicolo Melli (Brose Bamberg)

A sus 25 años el italiano ha encontrado su madurez deportiva en Alemania, lejos de su país natal, y se ha consolidado como uno de los mejores jugadores europeos gracias a un magnífico 2016. Es el líder de un equipo que siempre compite, y lo más normal es que si continúa a este nivel próximamente le veamos dar el salto a uno de los grandes.

Ya en la Euroliga 2015-16 dio un importante paso adelante al promediar 9,2 puntos, 6,5 rebotes y 14,7 de valoración, y en la actual ha subido aún más sus prestaciones. Ahora mismo, en el ecuador de la competición, marcha como el tercero más valorado con 19,6 por partido, gracias a los 12,9 puntos y 8 rebotes que promedia.

PÍVOT: Ekpe Udoh (Fenerbahce Istanbul)

Tras no triunfar en la NBA a pesar de haber sido elegido en el número 6 del Draft de 2010, este pívot de origen nigeriano inició su aventura europea en 2015 de la mano del Fenerbahce. Una decisión más que acertada, ya que se ha convertido en uno de los jugadores más determinantes en la pintura en ambos lados de la cancha, aunque principalmente en la defensa.

Ya la pasada temporada terminó la Euroliga como el octavo más valorado con 16,04 por partido (12,6 puntos, 5,1 rebotes y 2,3 tapones) y fue clave para que los de Obradovic llegaran a la final, donde cayeron frente al CSKA. Su nivel en lo que llevamos de 2016-17 sigue siendo soberbio, ya que promedia 11,6 puntos, 7,8 rebotes, 2,1 tapones y 19,5 de valoración (cuarto más valorado).

Comentarios recientes