Eric Gordon: “No me estoy divirtiendo, esto apesta”

El escolta de los Rockets rajó duramente de la situación del equipo y criticó los movimientos de su entrenador Mike D'Antoni

Eric Gordon, jugador de Houston Rockets
Eric Gordon, jugador de Houston Rockets

Houston Rockets es un equipo desfigurado. Todo el mundo se pregunta que ha sido de aquel equipo que ganó 65 partidos la temporada pasada y que se quedó a uno solo de las Finales de la NBA.

El equipo de D´Antoni se mantiene fiele a su estilo, pero han perdido la puntería de la que gozaron el año pasado. Eso y la dura competencia que hay en el Oeste explica que los Rockets actualmente sean 13º con un balance de 11-14.

Las estadísticas reflejan ese bajón de rendimiento a la perfección: Houston sigue siendo el equipo que más triples intenta de la NBA (42,2) pero es el 24º en porcentaje con un mísero 33,7 %. La filosofía es la misma, la ejecución, no.

Y es que, para equipos que no sean Golden State Warriors, es muy difícil mantener ese nivel de éxito año tras año. Dejando a James Harden y Clint Capela a un lado, la mayoría de los jugadores importantes del equipo han bajado sus números.

Chis Paul no está rindiendo a la altura de los más de 35 millones que cobra, PJ Tucker ha disminuido notablemente su impacto en la cancha, James Ennis III no es Ariza por más que queramos compararlos y Eric Gordon ha dejado de ser el mejor sexto hombre de la liga.

Precisamente Gordon ha hablado sobre sus malas sensaciones en este duro inicio para los Rockets:“Simplemente no me estoy divirtiendo. Simplemente no lo estoy haciendo. Esto apesta. Ni siquiera en los partidos que juego bien".

Incluso ha llegado a cuestionar las decisiones de Mike D´Antoni, su entrenador, al afirmar que parte del equipo está siendo desaprovechado: “No estamos usando a algunos chicos como se debería. ¿Vamos a hacer los sacrificios adecuados? ¿Tenemos la actitud correcta?".

Sus números también son cuestionables. 15,7 puntos y 30,9% en triples, sus peores registros desde que está la franquicia tejana.

Por ello, recordó con nostalgia la temporada pasada, cuando se sentían invencibles: “El año pasado fue el mejor año en el que he sido parte de un equipo. Nunca tuvimos un mal momento. Si teníamos un mal partido un día sabíamos que en el próximo destruiríamos a alguien”.

Comentarios recientes