El desayuno que convenció a Michael Jordan a volver a jugar en la NBA

BJ Armstrong comentó como se gestó el regreso de Michael Jordan a la liga, tras pasar casi dos años retirado desde mediados de 1993.

Jordan y Armstrong consiguieron tres títulos juntos en Chicago. Foto: nba.com
Jordan y Armstrong consiguieron tres títulos juntos en Chicago. Foto: nba.com

Conocida por muchos es la historia oficial de Michael Jordan y su primer regreso a la NBA, allá por 1995. Tras retirarse en 1993 y golpeado por la muerte de su padre, Jordan se embarcó en un viaje para a jugar beisbol en las Ligas Menores de la MLB. Eso duro hasta marzo de 1995, cuando la estrella de los Bulls decidía volver a jugar en la NBA y recuperar el terreno perdido.

Sin embargo, BJ Armstrong ha dado a Associated Press más detalles sobre como fue el proceso para convencer a Jordan de regresar al básquet y la historia comienza con un simple desayuno. Una mañana durante la temporada 1994-95, Armstrong estaba desayunando con MJ e invitó a Jordan a que pase a saludar al equipo por el centro de entrenamiento. Según Armstrong, “solo quería ser un buen amigo y vi algo en él. Cuando ves que alguien realmente ama algo y simplemente él amaba al baloncesto”

Es por ello que Armstrong invitó a Jordan a entrenar ese día con él bajo la excusa de ver a los jugadores. Entonces fue cuando Jordan comenzó a regresar cada vez más seguido a las prácticas y poco tiempo después, decidió terminar con el beisbol para regresar con el mítico comunicado, “I’m back”. El artífice del regreso de Jordan dijo que “no hizo falta que hable con alguien y diga nada, simplemente fue lo que surgió”

La amistad entre Jordan y Armstrong venía desde los primeros títulos de ambos en Chicago y continuó tras el regreso de MJ y la siguiente partida de BJ rumbo a los Charlotte Hornets. Allí, Armstrong se enfrentó a los Bulls de su amigo en los playoffs de 1998, cuando pese a anotar un game-winner terminó cayendo ante los futuros campeones. Unos campeones que probablemente no hubiesen existido si no hubiese invitado a su amigo a desayunar.

Comentarios recientes