Milwaukee Bucks vs Orlando Magic: sin cabida para la sorpresa

Los equipos dirigidos por Mike Budenholzer y Steve Clifford disputarán una de las eliminatorias más descompensadas de la primera ronda de playoffs.

Giannis Antetokounmpo
Giannis Antetokounmpo

Las oportunidades de los Orlando Magic en su eliminatoria ante Milwaukee Bucks son mínimas. Prácticamente inexistentes. El mejor balance de toda la NBA dispone del que ha sido el mejor jugador de la liga durante los últimos dos años. Ese es Giannis Antetokounmpo. Mientras, los de Steve Clifford afrontarán la serie en una clara desventaja competitiva intesificada por las lesiones de jugadores clave como Jonathan Isaac, Terence Ross, Michael Carter-Williams o Mo Mamba. Aaron Gordon y Evan Fournier también han lidiado con problemas físicos durante la última semana.

Sin fondo de armario y con dos de sus principales referentes lejos de estar al 100%, la eliminación es un hecho. La única duda será saber por cuánta diferencia media y si los Magic serán capaces de 'robar' algún partido a los principales candidatos del Este.

El equipo dirigido por Mike Budenholzer establecerá todo sus sistema alrededor de Giannis Antetokounmpo, principal catalizador del juego de los Bucks. El internacional griego tan sólo ha necesitado una media de 30,4 minutos por partido para promediar 29,5 puntos, 13,6 rebotes y 5,6 asistencias por encuentro. Por lo tanto, llegará visiblemente descansado a los playoffs y con la motivación por los aires tras la dolorosa eliminación sufrida a manos de Toronto Raptors la pasada temporada. Por si fuera poco, Khris Middleton está firmando su mejor temporada como profesional tras la suculenta renovación firmada el pasado verano y Eric Bledsoe espera redimirse de su pobre desempeño en las últimas dos ediciones de la post-temporada.

Más preocupante es la defensa de los Bucks, que ha permitido más intentos de triples que cualquier otro equipo esta temporada, pero que, sin embargo, registró la mejor calificación defensiva de la liga por un amplio margen de diferencia. Los de Wisconsin defiende muy bien las líneas de pase y han confeccionada una muralla prácticamente inexpugnable alrededor de la pintura. Brook López o el propio Antetokounmpo son las dos torres sobre las que se construye esta dominancia. Además, la presencia de Khris Middleton y Eric Bledsoe aseguran manos rápidas y piernas frescas para robar balones y salir rápidamente al contraataque.

Tampoco hay que desmerecer a los Magic en este apartado. Los de Florida se han ubicado entre los diez primeros equipos en cuatro categorías defensivas de la NBA. Ocupan el primer puesto en puntos permitidos en segunda oportunidad, el segundo en puntos del rival tras pérdida de balón, el cuarto en puntos recibidos al contraataque y el noveno en puntos del oponente en la pintura. Precisamente, Orlando Magic y Milwaukee Bucks han sido los únicos dos equipos que han logrado ésto esta temporada. Además, cuentan con el factor Aaron Gordon. El de San José ha limitado a Antetokounmpo hasta un 44,9% de acierto en tiros de campo esta temporada, once puntos porcentuales menos que su media. Desde 2014, solo dos jugadores presentan un mejor registro defensivo sobre él: LeBron James y LaMarcus Aldridge.

Sin embargo, todo se presenta insuficiente para detener a un equipo que es un auténtico huracán a pleno rendimiento y que juega al ritmo más alto de toda la NBA. Los Bucks han vencido a los Magic en siete de sus últimos ocho enfrentamientos y ese será el panorama en esta eliminatoria. El título, además, se presenta como un aliciente inmejorable y Orlando no será rival en un camino repleto de ambición. El sueño de Disney World se acaba para ellos y no hace más que empezar para Antetokounmpo y compañía.

Comentarios recientes