Consecuencias de la arriesgada apuesta de Milwaukee Bucks

La franquicia de Michigan hipoteca su futuro y prescinde de fondo de armario para juntar un quinteto espectacular y convencer a Antetokounmpo para que se quede.

Milwaukee Bucks, hipoteca su futuro para Giannis Antetokounmpo. Foto: gettyimages
Milwaukee Bucks, hipoteca su futuro para Giannis Antetokounmpo. Foto: gettyimages

En el cortejo se exigen sacrificios y los que han hecho Milwaukee Bucks por conquistar a Giannis Antetokounmpo y convencerle de que firme un contrato a largo plazo son muy importantes. La franquicia del ciervo había percibido como necesario rodear a su estrella de un nutrido grupo de jugadores capaces de aportar desde el banquillo, ofrecer minutos de descanso al griego y promover rotaciones que les permitieran afrontar una larga temporada con garantías. Pero la paciencia se ha agotado y el planteamiento cambió radicalmente. Los amagos indirectos de Giannis dejando entrever que podría marcharse a otro equipo han hecho que la gerencia coja un atajo: hipotecar el futuro de la franquicia y renunciar a muchos jugadores por montar un quinteto de ensueño.

Y es que la manta no es infinita y siempre va a quedar algo descubierto, o los pies o la cabeza. Con esta manida metáfora puede describirse la encrucijada en la que se encuentra Milwaukee Bucks. El éxtasis por incorporar a dos jugadores tan importantes como Jrue Holiday y Bogdan Bogdanovic, consumados anotadores y excelsos tirados de triples que se pueden aprovechar del juego disruptivo en la zona de Antetokounmpo, deja paso a la preocupación al ver cómo se ha quedado la plantilla más allá de ese quinteto estelar en el que también está Khris Middleton y Brook López.

Donte Di Vincenzo, Ersan Ilyasova, DJ Wilson, Eric Bledsoe y George Hill abandonan la disciplina de un equipo que ve cómo otras opciones de banquillo, como Kyle Korver, Pat Connaughton, Sterling Brown y Wesley Matthews, salen a la Agencia Libre NBA. Ni siquiera Robin López, que tenía Player Option, seguirá, al menos en primera instancia, en un equipo que se ha quedado con menos de 9 jugadores en su roster actual. Justin James, Thanasi Antetokounmpo, Cameron Reynolds y Frank Mason III son las piezas que tiene en el banquillo Mike Budenholzer, que además ya sabe que no podrá contar con incorporaciones del NBA Draft durante años, ya que para reclutar a Holiday se dieron tres primeras rondas y el derecho a intercambiar otras dos.

Milwaukee Bucks tendrá que moverse mucho en la Agencia Libre NBA 2020

No son pocas las apuestas de este calado que han salido mal por juntar tanto gallo en el mismo gallinero y prescindir de trabajadores férreos desde el banquillo. Se exigirán muchos minutos al quinteto titular, con evidentes esfuerzos defensivos, aunque la prioridad ahora es aprovechar la Agencia Libre NBA 2020 para incorporar jugadores fiables que ofrezcan minutos de refresco de calidad. Giannis Antetokounmpo puede dar por colmadas sus expectativas y ya sabe que Milwaukee Bucks está dispuesta a todo con tal de ofrecerle la posibilidad de sumar un anillo. Si no se queda en el equipo, es porque no quiere, no porque haya un futuro poco alentador para él.

Comentarios recientes