Clint Capela y su importancia en las aspiraciones de Atlanta Hawks

El pívot suiza promedia doble-doble esta campaña y ha mejorado sus números en los últimos cinco partidos, equiparándose al mejor Mutombo.

Clint Capela, importancia Atlanta Hawks. Foto: gettyimages
Clint Capela, importancia Atlanta Hawks. Foto: gettyimages

El dominio de la pintura como hábito. Así desarrolla Clint Capela su trayectoria en la NBA, aunque esta temporada no está haciendo más que subir sus medias en minutos jugados, puntos anotados, rebotes capturados y tapones colocados. A sus 26 años, el suizo ha atesorado ya una experiencia vital muy importante en la mejor liga del mundo. Teniendo el honor (o la desgracia) de haber sido el último pívot puro de los Rockets de Harden y D´Antoni, Clint aprendió mucho en ese equipo de "pequeños locos", desarrolló su habilidad innata para defender la zona y evolucionó mucho en la velocidad para poder aguantar el frenético ritmo que imponía ese equipo.

Su traspaso a Atlanta Hawks se interpretó como una manera de desdeñar el baloncesto que representaba, y aunque llegó a la franquicia de Georgia en un mal momento para esta, se encuentra ahora siendo parte fundamental de un proyecto que tiene visos de convertirse en aspirante a todo. No se entendería que una plantilla como la que se presentan los Hawks se quedara fuera de los playoffs, pero son conscientes de que para que eso se produzca necesitan al mejor Capela. Sufren sobremanera jugando con John Collins como 5, lo cual hace que Lloyd Pierce vea en Clint una baza vital, tanto en defensa como en ataque. Un conjunto que tiene a Trae Young asumiendo muchos tiros y lo rodea de tiradores y jugadores ofensivos, como Gallinari, necesita disponer de segunda oportunidades, y esas las brinda el nacido en Ginebra.

Clint Capela ha llegado a hacer triple-doble esta temporada con tapones

Promedia ya la friolera de 14,1 puntos y 14,8 rebotes, subiendo sus registros notablemente en los últimos cinco partidos. Y es que en los mismos ha capturado 94 rebotes, convirtiéndose en el primer jugador de Atlanta Hawks en capturar, al menos, 15 rebotes durante cinco partidos consecutivos, algo que solo había conseguido con anterioridad Dikembe Mutombo, en 2001. Parece un digno sucesor del africano el bueno de Clint Capela, tremendamente comprometido con su equipo y dispuesto a consolidarse también como un intimidador de élite, ya que este año promedia 2,3 tapones por partido. El triple-doble que hizo ante Timberwolves con puntos, rebotes y tapones fue histórico, y el rendimiento de Clint Capela supone un soplo de esperanza para Atlanta Hawks.

Comentarios recientes