Las claves del horrible inicio de temporada de James Harden

Las nuevas reglas NBA parece que han acabado con la chispa de 'La Barba', que no termina de entrar en los partidos como lo hacía hasta ahora

Juan López | 09 Nov 2021 | 16:15
facebook twitter whatsapp Comentarios
James Harden, estrella de Brooklyn Nets.
James Harden, estrella de Brooklyn Nets.

La pasada madrugada Chicago Bulls pasó por encima de Brooklyn Nets en un duelo en el que James Harden apenas tiró. La Barba se quedó en 14 puntos y en este inicio de campaña promedia 18.3 puntos por duelo, sus peores números desde que es titular en la NBA. Así, obviamente hay una razón para esto más allá de su reconocido mal estado físico.

Casi todos hablan del cambio de reglas que tienen que ver con que no están pitando faltas en situaciones en las que antes las pitaban y que beneficiaban a jugadores como Harden, Doncic, Lilard... y que ahora, exagerando, no están pitando casi ninguna.

Esto le está haciendo mucho daño a Harden, más allá de por el número de faltas y de tiros libres que ha dejado de recibir, porque algunas eran imprescindibles para calentarse. Harden empezaba los partidos forzando tiros para recibir faltas, meter 6-8 puntos y así ir enchufándose. Sin esos puntos iniciales que antes se creaba gracias a su inteligencia, ahora parece que lo está pasando mal para calentarse y para anotar lo que solía.

¿Soluciones?

Lo primero es que Harden recupere la confianza en sí mismo. Hay que recordar que ya el año pasado bajó sus tiros y su anotación por jugar al lado de Kevin Durant y Kyrie Irving. En estos momentos KD es el jugador más decisivo de la liga, por lo que Harden juega al lado del maor depredador de la liga. Se ha centrado mucho más que nunca en repartir juego, tirando menos.

Con su inteligencia seguro que encuentra soluciones para volver a anotar como solía. Además, los árbitros bajarán el nivel de intensidad tras estos primeras semanas tras el cambio de regla y le empezarán a pitar algunas de las faltas que antes le señalaban.

Veremos, de momento hay que preocuparse porque los Nets necesitan más de él para ganar el anillo. Lo bueno es que queda mucho por delante.