Boston Celtics agrava la crisis de Bucks y Brooklyn Nets se da un homenaje

Victoria muy sufrida y meritoria para unos Celtics que toman aire y se sitúan con 50% de triunfos, mientras Harden brilla con Brooklyn Nets.

Diego Jiménez Rubio | 13 Nov 2021 | 09:55
facebook twitter whatsapp Comentarios
Boston Celtics gana a Milwaukee Bucks. Foto: gettyimages
Boston Celtics gana a Milwaukee Bucks. Foto: gettyimages

Noche apasionante en la NBA con uno de esos encuentros que se podrían calificar como duelo de necesidades y en el que Boston Celtics atisbó un oasis en medio del desierto, al imponerse a Milwaukee Bucks. Los vigentes campeones no levantan cabeza y su resaca del éxito puede costarles caro si no encuentran una reacción pronto. Hubo emoción a raudales e interesantes conclusiones que extraer de un partido que debería ser punto de inflexión para la mejora de ambas franquicias. Por su parte, Brooklyn Nets sigue la estela de los Wizards en el liderato del Este, merced al gran nivel de juego de un James Harden que asume cada vez más galones ante la ausencia indefinida de Irving.

Boston Celtics tira de orgullo para vencer 122-113 a unos Bucks sin Antetokounmpo

Ganar es lo prioritario en estos momentos y sufrir para ello lo normal, incluso ante un rival claramente disminuido como era Milwaukee esta noche, sin poder contar con su gran estrella. La ausencia de Jaylen Brown y los constantes rumores en torno a su posible salida no están apaciguando las aguas en Massachussets, pero conseguir, al menos, equilibrar su balance de victorias-derrotas después de 12 partidos puede ser un buen punto de partida para la mejoría. La noticia más destacable fue el excelso rendimiento de Dennis Schröder, que lideró al equipo con 38 puntos, mientras que Jayson Tatum hizo un buen encuentro, con 28 puntos. Buena actuación coral en unos combativos Bucks que se quedaron sin fuelle en la prórroga.

Brooklyn Nets gana por 112-120 a Pelicans con un gran Harden

La mejor noticia para los neoyorquinos es que todo el revuelo formado en torno al caso Irving no está afectando demasiado a su rendimiento y James Harden ha dado ya un paso adelante muy importante. El escolta vuelve a ser ese jugador omnipresente que asume gran volumen de tiro, pero también hace jugar a los demás, permitiendo a Durant atacar el aro como falso 4. Con 39 puntos y 12 asistencias, destrozó a unos Pelicans en los que poco se puede salvar, apoyándose en el acierto desde el triple de Joe Harris (20 puntos) y el buen hacer de Kevin (28).