Nikola Jokic, lo nunca visto en la NBA

El pívot serbio se convierte en el primer jugador de todos los tiempos con 2.000 puntos, 1000 rebotes y 500 asistencias, postulándose al MVP.

Diego Jiménez Rubio | 08 Abr 2022 | 14:44
facebook twitter whatsapp Comentarios
Nikola Jokic, récord histórico NBA. Foto: gettyimages
Nikola Jokic, récord histórico NBA. Foto: gettyimages

Conquistar territorio desconocido en un mundo como el de la NBA, en el que se suceden los récords de manera espectacular y hay múltiples estrellas históricas, tiene un mérito increíbles. Es lo que ha conseguido Nikola Jokic esta pasada madrugada, certificando además la clasificación de su equipo a la postemporada de forma directa y manteniendo las opciones de quedar quintos en el Oeste. Jamás, en todos los tiempos, se ha visto un jugador como Jokic. Su estilo es único y, en un mundo donde las condiciones atléticas priman por encima de todo, él demuestra que el talento sigue siendo imbatible y que tener una visión de juego asombrosa no está reñido con la talla ni el físico.

Alcanzar la frontera de 2.000 puntos anotados, 1000 rebotes capturados y 500 asistencias repartidas es algo inaudito y que adquiere un mérito extra teniendo en cuenta que lo ha hecho un pívot puro y procedente de Europa. Las enormes dificultades que ha atravesado Denver Nuggets este año debido a las lesiones ha exigido al vigente MVP a subir aún más su nivel. Lo ha hecho, pero la enorme competencia existente en la liga no le garantiza revalidar ese prestigioso galardón. En cualquier caso, con su actuación de la pasada noche ha dado un zarpazo importante ya que adelanta a Antetokounmpo y Embiid como los jugadores con más partidos haciendo 30/15.

Si eso fuera poco para esclarecer quién debe ser el MVP, el pívot serbio ha liderado en anotación a su equipo en puntos, rebotes y asistencias en un total de 39 partidos. Esto muestra claramente cómo ha asumido una enorme responsabilidad y ha sido capaz de meter entre los mejores a una plantilla muy mermada por las lesiones. Independientemente de que le reconozcan o no sus méritos con el MVP, lo que está claro es que Nikola Jokic se ha ganado ya un puesto en la historia más dorada de la liga.