Cantos de "vende el equipo" en Detroit tras la 25ª derrota consecutiva de unos lamentables Pistons

El récord de derrotas consecutivas de la NBA está cada vez más cerca: ayer perdieron ante unos Utah Jazz en cuadro

Juan López | 22 Dic 2023 | 09:30
facebook twitter whatsapp Comentarios
Cade Cunningham, jugador de Detroit Pistons.
Cade Cunningham, jugador de Detroit Pistons.

El drama continúa para los Detroit Pistons, quienes sumaron su vigésimo quinta derrota consecutiva en la temporada, acercándose peligrosamente al récord de la NBA. En un enfrentamiento contra los Utah Jazz, el marcador final de 119-111 no solo señaló otra pérdida para los Pistons, sino que también desencadenó una reacción apasionada por parte de los aficionados, quienes clamaron por el cambio de propiedad del equipo.

Kelly Olynyk emergió como figura clave en la victoria de los Jazz al anotar 25 puntos, liderando a un equipo de Utah diezmado por ausencias significativas en su plantilla. A pesar de las dificultades del equipo contrario, los Pistons no lograron revertir su racha de resultados negativos.

El entrenador novato Monty Williams expresó su frustración tras el juego, destacando la necesidad de mejorar en áreas críticas del juego. Williams señaló: "Quiero ser cuidadoso con mis palabras, porque esta derrota duele más que la mayoría. Un equipo que jugó anoche obtuvo [50] puntos de pérdidas de balón y rebotes. Es increíblemente difícil entender cómo podemos ser superados en esas categorías".

Con un récord de 2 victorias y 26 derrotas, los Pistons se encuentran en una situación lamentable. Cade Cunningham, quien lideró a Detroit con 28 puntos y 10 asistencias, no termina de ser la estrella que se esperaba de él. 

Las ausencias en la alineación de Utah, privada de cuatro de sus siete máximos anotadores, no impidieron que los Jazz aseguraran una importante victoria. El entrenador Will Hardy elogió el esfuerzo de su equipo en condiciones difíciles, destacando la fortaleza mostrada en un juego de visita y en el segundo día de una serie consecutiva.

A pesar de destellos individuales, como la destacada actuación de Jaden Ivey y Marvin Bagley III con 24 y 22 puntos respectivamente para los Pistons, la cohesión del equipo y su desempeño en momentos cruciales del juego siguen siendo aspectos a mejorar.

FRUSTRACIÓN

La frustración en los aficionados de Detroit se manifestó con claridad al final del partido, con cánticos exigiendo cambios en la propiedad del equipo. Este resultado deja a los Pistons en una posición comprometida, con la urgente necesidad de encontrar soluciones para revertir su desempeño y evitar entrar en los libros de historia de la NBA por razones que ningún equipo desea.