Real Madrid - Olympiacos (78-59): Reyes de Europa 20 años después

El Real Madrid vuelve a coronarse como campéon de Europa tras 20 años de vacío gracias a la brillante actuación de Jayce Carroll y Andrés Nocioni.

El Real Madrid, campeón de la Euroliga / Euroleague
El Real Madrid, campeón de la Euroliga / Euroleague

Pleno madridista en la Final Four de Madrid. Tras el campeonato logrado por la plantilla júnior, el Real Madrid se ha coronado como campeón de Europa después de 20 años de sequía tras superar al Olympiacos en un encuentro que se decantó del lado blanco gracias a las actuaciones de Jayce Carroll, letal desde el perímetro con 16 puntos, y, sobre todo, de un Andrés Nocioni que se corona a sus 36 años de edad con el premio al MVP de la final.

Este título supone un gran bálsamo para el Real Madrid. Sus 20 años de sequía en Europa se habían acentuado con las dos finales perdidas en las últimas dos ediciones del torneo, por lo que el conjunto blanco asumía el encuentro definitivo con un plus de presión añadida. Además, enfrente se encontraba un Olympiacos que había eliminado en la semifinal previa al gran candidato para el título, el CSKA Moscú, y que aterrizaba en la final con el antecedente de la victoria ante el Real Madrid en 2013.

El partido fue un intercambio de golpes constantes donde el Olympiacos comenzó golpeando primero. Su inexpugnable defensa interior obligaba al Real Madrid a abusar del tiro exterior, eso si, con resultados positivos para los intereses blancos. De la mano de Jayce Carroll, el equipo de Pablo Laso comenzó a jugar con las primeras ventajas a favor, aunque la gran defensa del conjunto griego y el excelso acierto de Matt Lojeski destrozaban cualquier amago de escapada blanca.

Por su parte, el conjunto blanco practicó una espectacular defensa sober un Vassilis Spanoulis que volvió a tener un día gris y que, en esta ocasión, no pudo remediar en los últimos minutos, a pesar del exceso de faltas del juego interior blanco. Con un Carroll desatado, el Real Madrid abrió una brecha importante que superó los diez puntos que, a la postre resultaría definitivo. La figura de Andrés Nocioni, espectacular a lo largo de toda la fase final del torneo, se encargó de finiquitar una final que controló desde la defensa y el acierto exterior. Los últimos minutos del partido, con los griegos redimidos, los aprovechó Sergio Rodríguez para poner la puntilla al partido con un triple y dos bonitas penetraciones a canasta que hacía estallar de júbilo a la afición blanca presente en el Barclaycard Center.

Esta vez el título no se le escapó a un Real Madrid que vuelve a ser el rey de reyes. La Novena ya está en Madrid.

Comentarios recientes