Stephen Curry quiere que cambie la ley que dejó sin All-Star a Charlotte

La polémica ley que discrimina al colectivo LGTB está causando problemas al estado de Carolina del Norte, pero su gobernador se niega a modificarla.

Stephen Curry se siente muy decepcionado por la actitud del gobernador de su estado natal, Carolina del Norte, por su negativa a modificar una ley aprobada recientemente que según varios colectivos discrimina al colectivo de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, conocida como HB2 o 'bathroom bill'. Como recordaréis, por este motivo la NBA ha dejado a la ciudad de Charlotte sin la celebración del All-Star Weekend del próximo año.

En declaraciones para The Associated Press, el dos veces MVP de la temporada (2015 y 2016) afirma que espera que los legisladores del estado de Carolina del Norte se pongan manos a la obra y cambien o deroguen dicha ley, por "la igualdad de derecho y trato justo para todos", además de remarcar que hasta que no se consiga tumbar la legislación vigente, será un gran problema a nivel estatal.

Y es que la celebración del Fin de Semana de las Estrellas, que se calcula podría haber supuesto un beneficio total para la ciudad de Charlotte de cientos de millones de dólares, no ha sido la única consecuencia directa de la aprobación de la polémica ley, ya que la NCAA está reubicando siete torneos de la próxima temporada que se iban a celebrar en Charlotte.

La NBA comunicó a los Charlotte Hornets la posibilidad de organizar el All-Star Weekend de 2019 en el Time Warner Cable Arena de Charlotte siempre y cuando desaparezca la polémica ley, ya que la edición de 2018 se celebrará en Los Ángeles. Curry no es el único decepcionado con la situación, ya que Michael Jordan, propietario de los Hornets, también lamentó recientemente que siga en vigor la polémica legislación.

Comentarios recientes