Cuatro datos demuestran que los Warriors están firmando los mejores Playoffs de la historia de la NBA

Nunca un equipo había llegado invicto a las Finales, ni conseguido tanta diferencia respecto a sus rivales de conferencia.

Durant y Curry celebran una canasta
Durant y Curry celebran una canasta

Cuando el pasado verano nos enteramos del fichaje de Kevin Durant por los Golden State Warriors, la primera reacción que tuvimos muchos fue pensar que este año quizás podrían incluso superar el récord absoluto de las 73 victorias cosechadas en temporada regular el curso anterior, y imaginábamos que en los Playoffs no volverían a cometer el error de llegar con sus jugadores clave fundidos físicamente, por lo que arrasarían en su camino al anillo de campeón.

De menos a más y no de más a menos

Aunque la primera parte no se ha cumplido del todo debido a algunas lesiones y procesos de adaptación, aunque han sumado 67 triunfos que es la sexta mejor marca de la historia de la NBA, los Warriors atraviesan su momento más dulce del año cuando más lo necesitan. Si la pasada temporada empezaron ganando 25 partidos y después fueron a menos, este año ha sido justo al contrario y ya acumulan 27 victorias en los últimos 28 partidos, entre temporada regular y Playoffs, y van directos a por su segundo anillo en tres años.

Como organización, los californianos aprendieron de sus errores de la pasada temporada y este año se han concentrado en llegar bien física y emocionalmente a los Playoffs, el momento más decisivo de la temporada.

Hay cuatro datos que avalan que estos Warriors son el mejor equipo de Playoffs de la historia de la NBA, aunque también llevan implícito algun pero en letra pequeña.

1- Primer equipo que llega invicto a las Finales con un 12-0

Los californianos han despachado a sus tres rivales hasta ahora sin perder un solo partido. Es la primera vez que ocurre en la historia de la NBA con eliminatorias al mejor de 7 partidos. El precedente más cercano fueron Los Angeles Lakers, quienes en 2001 llegaron a las Finales imbatidos pero con un 11-0, para acabar ganando en las Finales a los Sixers en cinco partidos. Aquellos Lakers no llegaron a ir 12-0 ya que perdieron el primer partido de las Finales y ganaron los cuatro siguientes. Son el primer equipo que lo se llama Lakers en llegar a tres Finales seguidas en el Oeste.

2- Equipo con mayor diferencial en sus victorias de la historia de los Playoffs

Aquellos Lakers tan dominantes de 2001 ganaron los partidos de Playoffs a sus rivales por 12,8 puntos de diferencia, de media. Antes que ellos, los Bucks de 1971 -que pertenecían a la Conferencia Oeste- habían dejado a sus rivales 14,5 puntos abajo, para ganar el anillo de campeón barriendo a los Baltimore Bullets por 4-0 liderados por un joven Kareem Abdul-Jabbar, cuando la liga todavía no se había fusionado con la ABA y los Playoffs solo los jugaban 8 equipos.

Estos Warriors han conseguido de media 16,4 puntos de ventaja con sus rivales. Lo nunca visto.

3- Los mejores en defensa y en ataque

De otra forma no podría explicarse ni el primero ni el segundo dato que os hemos dado. Estos Warriors llevan más de 30 puntos por cuarto en 11 de los últimos 13 cuartos jugados, lo que unido a una defensa que está permitiendo menos de 100 puntos por partido, la mejor de estos Playoffs hasta ahora, les garantiza que si siguen así los Cavaliers -o los Celtics- tendrán muy pocas opciones de detenerles.

4- Eficiencia invisible de los pívots en un equipo enfocado a la velocidad y el triple

Entre Zaza Pachulia, JaVale McGee y David West acumulan un 61,1% de acierto en tiros de campo (85 de 139), lo que unido al juego natural de los californianos, acostumbrados a transiciones rápidas y mucha amenaza con el lanzamiento exterior, nos da como resultado una excelencia sin precedentes en la historia de la liga.

*Bonus Track; La letra pequeña.

Por otra parte, hay que recordar que estos Warriors se han enfrentado en Playoffs a Portland Trail Blazers, quienes lograron su clasificación casi in extremis, luego a los Utah Jazz, cuyo núcleo de su joven proyecto era la primera vez que jugaban en Playoffs, y a unos San Antonio Spurs heridos de muerte, que no pudieron contar con sus dos mejores armas ofensivas (Leonard y Parker) y su referencia ofensiva (Leonard) en tres partidos y medio de los cuatro que duraron las Finales de Conferencia. Con Kawhi Leonard en la cancha, los texanos fueron mucho mejores, aunque nunca sabremos si habrían soportado el resto de la eliminatoria a ese nivel.

Comentarios recientes