Análisis: Los Nets, a competir mientras esperan a Durant

La franquicia establecida en Brooklyn ha dado un salto con las llegadas de Durant e Irving, pero su nivel real aún es una duda.

Kevin Durant y Kyrie Irving, estrellas de la NBA.
Kevin Durant y Kyrie Irving, estrellas de la NBA.

Los Brooklyn Nets han sido uno de los principales animadores de esta agencia libre. La franquicia neoyorquina les robó a los vecinos de los Knicks los fichajes de dos de los mejores jugadores de la NBA, como son Kevin Durant y Kyrie Irving. Pese a la lesión del primero, estas dos estrellas se sumarán a un núcleo de jugadores que ha estado evolucionando año tras año y que vienen de plantarse en los playoffs.

Comandados desde las oficinas por Sean Marks y desde el banco por Kenny Atkinson, lo cierto es que es un año raro para los Nets. La llegada de Kyrie Irving los pone en los primeros planos del Este, pero si Durant no juega esta temporada pensar en ellos como candidatos al anillo es un riesgo. Sin embargo, se pueden estar sentando las bases del futuro campeón en 2021 o 2022, si el experimento sale bien.

Continúan en la plantilla: Jarrett Allen, Spencer Dinwiddie, Joe Harris, Rodions Kurucs, Caris LeVert, Dzanan Musa y Theo Pinson.

Fichajes: Devin Cannady (Princeton), Wilson Chandler (LA Clippers), Nic Claxton (Georgia), Kevin Durant (Golden State), Henry Ellenson (New York), Kyrie Irving (Boston), DeAndre Jordan (New York), CJ Massinburg (Buffalo), David Nwaba (Cleveland), Taurean Prince (Atlanta), Garrett Temple (LA Clippers), Lance Thomas (New York) y CJ Williams (Minnesota).

Salidas: DeMarre Carroll (San Antonio), Allen Crabbe (Atlanta), Ed Davis (Utah), Jared Dudley (LA Lakers), Treveon Graham (Minnesota), Rondae Hollis-Jefferson (Toronto), Shabazz Napier (Minnesota), D’Angelo Russell (Golden State) y Alan Williams (Shaanxi).

Fortalezas: Un núcleo de jugadores jóvenes y hambrientos que vienen de hacer playoffs ahora será apuntalado por Kyrie Irving, DeAndre Jordan y la presencia de Kevin Durant. Además, la seriedad de la franquicia es clave para que el proyecto siga sobre rieles y pueda dar el golpe el próximo año.

Debilidades: La salida de D’Angelo Russell, que había funcionado de maravilla. Además, un jugador con malos antecedentes como Irving liderando el vestuario puede ser peligroso. El fichaje de DeAndre Jordan puede tapar a Jarrett Allen, uno de los mejores jugadores del equipo.

Comentarios recientes