¿Qué ha sido de Juanita Vanoy, primera esposa de Michael Jordan?

Su ausencia en The Last Dance ha sorprendido a muchos. Repasamos su historia y desvelamos su vida después del sonado divorcio con Jordan.

Juanita Vanoy, primera esposa de Michael Jordan, a qué se dedica. Foto: gettyimages
Juanita Vanoy, primera esposa de Michael Jordan, a qué se dedica. Foto: gettyimages

Cualquier que haya tenido en el documental The Last Dance una primera aproximación a la vida de Michael Jordan, se preguntará muchas cosas acerca de su primera esposa, si es que ha conseguido intuir que existía. Y es que Juanita Vanoy ha dado mucho que hablar, pero por su flagrante ausencia en todos los episodios. Resulta inconcebible aislar de esa manera a una mujer que acompañó al mejor jugador de la historia durante toda su carrera deportiva, por mucho que su relación acabara con uno de los divorcios más sonados y millonarios que se recuerdan.

Juanita Vanoy y Michael Jordan se conocieron en un club nocturno de Chicago durante la temporada 1985/86. Era el segundo año en la NBA del 23 de los Chicago Bulls y su unión con una modelo oriunda de la ciudad de Illinois no sorprendió excesivamente. Para alguien acostumbrado a estar en el foco de atención y a que las mujeres pulularan en torno a él, encontrarse con una persona de carácter fuerte, gran personalidad y que no hizo caso a Michael durante un tiempo, supuso el secreto de que ambos terminaran juntos. Se casaron en 1989, con un hijo ya nacido y otro en camino, aunque con quien estaba Jordan casado realmente era con el baloncesto.

Activa durante los momentos duros del jugador a raíz de la muerte de su padre, Juanita siempre mantuvo un perfil bajo con la prensa y se dedicó al cuidado de sus hijos: Jeffrey, Marcus y Jasmine. No era habitual que concediera declaraciones y se afanó por poner cierta normalidad en la vida de unos niños imbuidos en una burbuja de éxito y mediática en la que estaba su padre. Los más cercanos a la pareja reconocen momentos difíciles tras el sexto anillo y muchos piensan que su retorno a las pistas con Washington Wizards se debió a los problemas maritales que acabaron desembocando en divorcio.

¿Qué ha sido de los hijos de Michael Jordan?

¿Qué ha sido de los hijos de Michael Jordan?

Repasamos a qué se dedican y qué estilo de vida llevan los retoños del mejor de la historia, dos de los cuales intentaron emular a su padre.

Seguir leyendo

Juanita Vanoy presentó una petición legal para el mismo en la Navidad de 2001, alegando diferencias irreconciliables y manifestando tener pruebas fehacientes de continuas infidelidades de Jordan. Llegó a contratar a investigadores privados para descubrir las actividades de Michael, poseyendo fotografías en situaciones muy comprometidas para el genio del baloncesto. Los hijos de la pareja eran todavía pequeños (tenían 13, 11 y 10 años, respectivamente), por lo que este fue un episodio muy doloroso para Michael, que legó 168 millones de dólares a su esposa, así como la propiedad de una mansión en Chicago, que años más tarde vendería para mudarse a su residencia actual, ubicada en River North, la zona más exclusiva de la ciudad.

Los sórdidos rumores a los que tuvo que hacer frente Jordan y que fueron alentados por el entorno de Juanita, fueron sus regulares relaciones con una stripper de un club nocturno de Denver, a la que pagaban por desplazarse al hotel donde se encontrara Michael y mantuviera la discrección, tal y como informaba ElPais en 2002. Tras la tormenta llegó la calma y Juanita invirtió sus ganancias en la creación de un negocio inmobiliario, Vanoy Jordan Enterprise LC, que aún hoy dirige.

"Mantenemos una relación cordial, solo hablamos de nuestros hijos. Yo quise dar un vuelco a mi vida tras el divorcio, quería volver a disfrutar de las pequeñas cosas", declara en Chicago Business una mujer que nunca se vio intimidada por la dimensión de su marido y que reconstruyó su vida con gran discreción, procurando que sus hijos no fueran presa de la larga sombra que proyectaba su padre. Es una apasionada del yoga y muy reconocida por su labor como coleccionista de arte, siendo habitual verla viajar por Europa tanto por negocios como por placer. En definitiva, Juanita Vanoy hubiera merecido un mayor reconocimiento por su papel en la vida de Michael Jordan, algo que no ha encontrado en el documental The Last Dance.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes