¿Qué ha sido de los hijos de Michael Jordan?

Repasamos a qué se dedican y qué estilo de vida llevan los retoños del mejor de la historia, dos de los cuales intentaron emular a su padre.

A qué se dedican los hijos de Michael Jordan. Foto: gettyimages
A qué se dedican los hijos de Michael Jordan. Foto: gettyimages

La vida de Michael Jordan sigue despertando interés y curiosidad en todos los amantes del deporte, algo que no ha hecho sino incrementar con la emisión del documental The Last Dance. Lo visto hasta el momento no transmite la sensación de que el 23 de los Chicago Bulls estuviera muy unido a sus hijos. En la temporada de su despedida en torno a la cual gira el documento audiovisual, Michael había sido padre ya en tres ocasiones con su primera esposa, Juanita Voy, un ex-modelo con la que se casó muy joven, en 1989 y de la que terminaría divorciándose en 2006 rodeado de polémica. Rehizo su vida con la discreta modelo cubana Yvette Prieto, con la que se casó en 2013 y que es madre de dos gemelas, a las que Michael concebió cuando ya tenía 51 años y que nacieron en 2014.

¿Qué ha sido de Juanita Vanoy, primera esposa de Michael Jordan?

¿Qué ha sido de Juanita Vanoy, primera esposa de Michael Jordan?

Su ausencia en The Last Dance ha sorprendido a muchos. Repasamos su historia y desvelamos su vida después del sonado divorcio con Jordan.

Seguir leyendo

Hasta ahí todo claro; estos son datos que a golpe de click se pueden encontrar en apenas un minuto. Pero ¿cómo es la vida de los hijos de uno de los deportistas más icónicos, destacados y adinerados de toda la historia? Victoria Jordan e Ysabel Jordan, nacidas el 11 de febrero de 2014, viven felices en la mansión donde residen sus padres ubicada en la localidad de Júpiter (Florida), muy cercana uno de los campos de golf más prestigiosos del mundo, como es el The Bear´s Golf Club, diseñado por Jack Nicklaus, y donde Michael pasa horas practicando uno de sus deportes favoritos. El ex-jugador decidió mudarse allí tras vender su mansión de Chicago, aunque pasa temporadas en la ciudad de Charlotte, al ser propietario del equipo NBA de la ciudad.

Los que ya vuelan libres y tienen su propia vida son sus tres hijos mayores fruto de la relación con Juanita Voy. Ellos son Jeffrey Jordan (nacido el 18 de noviembre del 1988), Marcus Jordan (el 24 de diciembre de 1990) y Jasmine Jordan (7 de diciembre de 1992). Todos ellos experimentaron la época más exitosa, pero también más convulsa de su padre, cuando apenas eran niños. Persecuciones de los medios de comunicación, turbios asuntos relacionados con la ludopatía, sus retiradas del baloncesto, el fallecimiento del padre de Michael... Un circo mediático para el que ningún niño puede estar preparado ni ser protegido y aislado completamente.

La pregunta que rondaba a todos cuando veíamos de pequeños a los hijos de Michael Jordan era evidente. ¿Heredarán el talento de su padre en una cancha de baloncesto? La respuesta ha sido evidente con el paso del tiempo. No. Tanto Jeffrey como Marcus intentaron labrarse su propio camino en el deporte, llegando a en equipos de baloncesto de la NCAA. Jeffrey se acogió al programa de Fighting Illini, de la Universidad de Illinois, donde disputó tres temporadas con números muy discretos (1,6 puntos en 11,3 minutos). Decidió unirse a su hermano Marcus Jordan en la Universidad de Florida durante su último año en la NCAA.

Marcus mostró más aptitudes en la pista; con sus 1,90 de estatura, buena agilidad y lanzamiento eficaz, llegó a promediar 15,2 puntos y 3,3 asistencias en su segundo año en la NCAA y mantuvo el rendimiento durante el último curso como jugdor universitario, cuando firmó un promedio de 13,7 puntos con su hermano en el mismo equipo. Sin embargo, se alejó del baloncesto abruptamente. ¿Qué ocurrió? Tuvo serios problemas legales y acusado de conducta desordenada y obstrucción a la justicia después de ser pillado discutiendo con dos mujeres y visiblemente borracho, resistiéndose a la autoridad cuando iba a ser detenido. Además, fue en contra de la política de la Universidad al negarse a portar material deportivo que no fuera de Nike, cuando la UFC tenía un contrato firmado con Adidas

Ambos parecieron heredar el carácter manirroto con el juego que tenía su padre, protagonizando episodios memorables en los casinos de Las Vegas, donde llegaron a perder hasta 50.000 dólares en una sola noche. Recondujeron su vida cada uno a su manera. Jeffrey Jordan acudió al abrigo de la influencia de su padre, ocupando un puesto en un programa de entrenamiento y gestión de deportistas planteado por Nike en el Estado de Oregon, donde reside. Por su parte, Marcus Jordan reside en Florida donde fundó la empresa Trophy Room, una tienda que ya solo funciona online, donde comercializa ropa de diseño y artículos relacionados con la carrera deportiva de su padre, Michael Jordan.

En cuanto a Jasmine Jordan, es preciso señalar que es la figura más reconocible del clan debido al altavoz de su vida que han supuesto las redes sociales. Reconocida mundialmente como una influencer y madre de un niño de 1 año con su prometido Rakeem Christmas, ha enfocado su vida al diseño de moda y zapatillas, trabajando estrechamente con Air Jordan. Una de las imágenes más entrañables de Michael Jordan en los últimos tiempos fue verle hablar de su nieto, que ha ampliado una saga familiar a la que le ha pesado mucho portar el apellido Jordan, por la presión mediática que ello supone. Al final, todos han acabado viviendo al abrigo de lo realizado por su padre.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes