Chris Paul, ¿más cerca que nunca de ganar el anillo?

El veterano base sigue sin disputar unas Finales NBA y parece tener todo lo necesario para conseguirlo en Phoenix Suns, donde está rindiendo a gran nivel.

Chris Paul, anillo Phoenix Suns. Foto: gettyimages
Chris Paul, anillo Phoenix Suns. Foto: gettyimages

Cada vez sorprende menos ver a jugadores veteranos rindiendo a un gran nivel, pero es que Chris Paul está consiguiendo cuajar una de las mejores temporadas de su carrera a los 35 años. Muchos interpretaron su fichaje por Phoenix Suns como una maniobra para jugar minutos sin excesiva presión competitiva y mentorizar a jóvenes que formaban parte de un proyecto ilusionante a medio plazo, pero el de Winston-Salem ha demostrado tener mucho baloncesto en sus manos y, sobre todo, en su cabeza. Con un anotador compulsivo como Devin Booker de gran referente, CP3 se ha erigido en un director de orquesta sublime y ha brindado un plus competitivo a los de Arizona.

Es esta una tendencia que se repite durante toda su carrera. Paul es uno de los mejores jugadores de la NBA cuando aterriza en un nuevo ecosistema; su inteligencia y lectura de juego le permiten encontrar un equilibrio entre amoldarse a lo ya existente y dotar a todos de su impronta natural. Mejoró el rendimiento de Charlotte Hornets, de Los Angeles Clippers, de Houston Rockets y de Oklahoma City Thunder, aunque en ningún sitio pareció tan cómodo como en estos Phoenix Suns, que están segundos en la Conferencia Oeste y apuntan a luchar por el liderato. Está promediando 16,3 puntos y 8,8 asistencias, con un gran porcentaje de tiros de campo (49,3%), siendo pieza clave en el proyecto.

  • Chris Paul busca las que serían sus primeras Finales NBA

Parece imposible, pero es así. Chris Paul es uno de los mejores jugadores de la historia que no ha disputado nunca unas Finales NBA, siendo su mejor registro las Finales de Conferencia Oeste 2018 en las que participó con Houston Rockets. Resulta obvio que su anhelo es luchar hasta el final por la gloria y no retirarse sin haber tenido la opción de optar de manera firme a un título. Si el rendimiento de estos Phoenix Suns continúa por estos lares, el legendario base tendrá una oportunidad de oro para resarcirse y conseguir una gesta de la que parecía ya muy lejos después de salir de los Rockets hace dos años. Capacidad continua para reinventarse.

Comentarios recientes