Chris Paul, el equilibrio del base perfecto

Chris Paul está desafiando las leyes de la lógica y la naturaleza con una temporada impecable a sus 35 años. Consciente de que es uno de los últimos y máximos exponentes del base clásico, ese que hace jugar a los demás, reparte el juego, marca el ritmo del partido y prima las asistencias al lucimiento personal con anotación, parece haber alcanzado una consistencia pocas veces vista en la NBA. Esto se resume en sus números durante los últimos 7 partidos, en los que ha repartido un total de 67 asistencias y tan solo ha perdido 3 balones. Ver para creer.

Comentarios recientes