La maldición de los hermanos Ball

El menor de la saga se rompe el tobillo, uniéndose como baja de larga duración a su hermano Lonzo, que hace saltar las alarmas con sus problemas.

Diego Jiménez Rubio | 28 Feb 2023 | 13:22
facebook twitter whatsapp Comentarios
Maldición hermanos Ball. Foto: gettyimages
Maldición hermanos Ball. Foto: gettyimages

Si algo puede salir mal, saldrá aún peor. Esta máxima puede aplicarse sin rubor al recorrido en los últimos tiempos de los hermanos Lonzo Ball y LaMelo Ball. La saga anunciada a bombo y platillo por su díscolo padre, LaVar Ball, que parecía preparada para cambiar la historia de este deporte y revolucionar la NBA, ha visto cercenado su recorrido. Lejos del rendimiento deportivo que se esperaba, poco a poco fueron entrando en calor, saliendo del foco mediático y ofreciendo garantías de su enorme potencial, pero graves lesiones amenazan con limitar mucho sus carreras.

Con el mediano, LiAngelo Ball, recluido en la G-League, había grandes esperanzas de que estos dos hombres aprovecharan el progresivo silencio de su padre para reencontrarse con su mejor baloncesto. Lonzo Ball parecía haber encontrado su lugar en Chicago Bulls después de malas experiencias en Lakers y Pelicans. Especialista defensivo y con una evidente mejoría en el triple, estaba consolidado en la élite y con la sensación de que tenía aún margen de mejora, pero una grave lesión de la que se desconocen detalles le mantiene lejos de las canchas desde enero de 2021.

Lonzo y LaMelo tienen muchas opciones de no jugar en lo que resta de temporada

Las últimas informaciones respecto a él hacen referencia a que no jugará en lo que resta de temporada por lo que estará más de año y medio de baja por dolores en una rodilla operada en dos ocasiones y en la que sigue sintiendo dolor. Aún más proyección de estrella tiene LaMelo Ball, a quien los Hornets dieron las llaves de la ciudad y que estaba respondiendo con creces. Pero que un jugador en franca evolución encadene lesiones de gravedad es realmente problemático para su futuro y después de recuperarse de una, se ha fracturado el tobillo izquierdo y las consecuencias pueden ser nefastas.