Danny Ainge pide tiempo: "Habrá que esperar para hacer algo significativo"

El Presidente de Boston Celtics hace un llamamiento a la paciencia tras afirmar que la reconstrucción del equipo tomará su tiempo.

Danny Ainge / The Score
Danny Ainge / The Score

A pesar de caer de manera contundente en primera ronda de Playoffs ante Cleveland Cavaliers, la temporada realizada por Boston Celtics ha superado con creces las expectativas y en las oficinas de la franquicia pueden sentirse satisfechos con el rendimiento del equipo. En el que se presentaba con un nuevo año en el pozo de la Conferencia Este terminó trasformándose en una sorprendente aparición en post-temporada tras unos últimos meses de competición a un gran nivel.

Los Celtics están muy lejos todavía de confirmarse como una potencia de la liga, pero el futuro de la franquicia hace un llamamiento al optimismo gracias a la gran labor realizada en los despachos por Danny Ainge, quien se han encargado, en una nueva muestra de brillantez en su gestión, de asegurar el futuro del equipo en forma de futuras rondas de Draft y espacio salarial.

No obstante, no es la primera vez que Ainge, Presidente de Operaciones de Baloncesto de los Celtics, ha tenido que afrontar un proceso de renovación en la plantilla. En verano de 2007, el dirigente transformó a los Celtics, de la noche a la mañana, al equipo con las adquisiciones de Ray Allen y Kevin Garnett. Boston pasó de no clasificarse para los Playoffs a convertirse en campeón de la NBA de un año a otro.

Con este precedente, los aficionados de Boston están muy entusiasmados con lo que se pueda lograr este verano durante la agencia libre. Sin embargo, el propio Ainge ha querido calmar los ánimos, afirmando que, en esta ocasión, el trámite podría llevar mucho más tiempo.

Ainge reconoció que en 2007, un cúmulo de situaciones les propició la posibilidad de adquirir a Ray Allen y Kevin Garnett durante el mismo verano. En esta ocasión, el panorama es distinto. Los Celtics no presentan una estrella propiamente dicha en el equipo (en 2007 tenían a Paul Pierce) y los agentes libres disponibles se presentan, a priori, mucho más difíciles de contratar, con varios de ellos bajo condición de agente libre restringido.

Además, Ainge afirmó que usarán muy bien sus cartas y que solo realizarán movimientos de primera línea tras un estudio profundo previo, sin desperdiciar rondas de draft o espacio salarial en operaciones con efectivos de segunda clase. Aunque todavía no hay nada claro, el nombre de Kevin Love ha surgido como posible objetivo de los Celtics para este verano. Su contratación, junto a los efectivos ya presentes en la plantilla, sería un punto de inflexión y partida más que interesante.

Comentarios recientes