Kurt Rambis: "Porzingis es una mezcla entre Gasol y Nowitzki"

Kristaps Porzingis continúa acumulando elogios en Estados Unidos después de que Kurt Rambis lo haya catalogado como un letal lanzador a dos orillas entre Pau y Dirk.

El cuatro veces campeón de la NBA con los legendarios Lakers de los años 80 y actual entrenador asistente de los Knics, Kurt Rambis, cree que Kristaps Porzingis necesitará su tiempo para adaptarse a su nueva vida en la NBA, aunque no ha dudado en elogiar al joven ala-pívot letón, a quien ha definido como un lanzador peligroso que presenta similitudes con Dirk Nowitzki y Pau Gasol.

"Su capacidad para lanzar a canasta es todo un peligro. Los equipos van a ser muy cuidadosos con él. Su reputación en la liga va a crecer de forma muy rápida."

Las funciones de Rambis están orientadas a trabajar con los jugadores interiores de la franquicia neoyorquina y su apuesta por la cuarta selección del Draft de 2015 es evidente tras varias semanas de entrenamiento.

"Tiene un alto rango de lanzamiento. Lanza sin esfuerzo desde el exterior. No le presenta ninguna dificultad anotar desde esa distancia."

Aún así, Rambis no quiere encasillar a Porzingis como un simple anotador exterior y ha recalcado que espera de él un buen desempeño en la pintura.

"No queremos que los chicos se asienten en el tiro exterior. Va a ser una parte importante de su juego que vamos a ser capaces de aprovechar pero no queremos que quede solo en eso. Es un buen reboteador y sabe manejarse bien con la pelota. Además, es lo suficientemente inteligente como para ajustar su juego según las necesidades de cada partido. Habrá partidos en los que necesitaremos su lanzamiento exterior y en otros en los que será fundamental su trabajo en la pintura. Por eso queremos que sea capaz de hacer todas esas cosas."

Muy atento a sus avances durante la Summer League y el training camp de los Knicks, el técnico, al igual que otras figuras cercanas a la liga, ha encontrado similitudes entre Porzingis y Dirk Nowitzki y Pau Gasol, dos de los mejores jugadores europeos de la historia.

"Podría ser una combinación de los dos porque puede hacer muchas cosas. Todavía no lo habéis visto jugar y probablemente no alcanzará todo su potencial hasta dentro de cuatro o cinco años. Antes debe crecer, madurar, desarrollarse y adaptarse al juego de la NBA. Pero entiende de baloncesto y sabe lo que debe hacer. No es egoísta con la pelota y toma buenas decisiones."

Es por ello que en New York han decidido que no forzarán la maquinaria del ala-pívot letón a pesar de las exigencias de una franquicia histórica como son los Knicks y harán que entre en dinámica poco a poco.

"Tiene mucho que aprender. No queremos fatigarlo desde un principio. En este liga, eso puede resultar desastroso. Haremos que empiece desde el banquillo para que vaya adaptándose poco a poco."

Comentarios recientes