¿Qué sabes de los dorsales retirados de los Houston Rockets?

Los números retirados de la NBA antaño pertenecieron a jugones que hoy son leyenda. Aquí tienes la historia de los Houston Rockets.

La ciudad de Houston está acostumbrada al éxito desde que llegó la franquicia a la ciudad. Pese a una primera década de siglo decepcionante, en los últimos años, con Harden y Howard, los Rockets se han situado en la élite de la Conferencia Oeste. Pero aún queda un paso: alcanzar a los jugadores que presiden el Toyota Center:

Clyde Drexler (#22) apenas jugó 4 temporadas en la franquicia tejana, pero le dio tiempo de sobra para ganar el anillo en 1995 junto a los Olajuwon, Cassell y Robert Horry, entre otros. Fue 10 veces All Star, la mayoría de ellas con los Portland Trail Blazers, equipo que también tiene retirada su camiseta. 'The Glide' firmó 20,4 puntos, 6,1 rebotes, 5,6 asistencias y 2 robos por partido en sus 17 temporadas en la NBA. Un escolta que formó parte del Dream Team estadounidense que se llevó el oro en las Olimpiadas de Barcelona 1992. Entonces era un grandísimo jugador; hoy sería una estrella.

Calvin Murphy (#23) completó toda su carrera deportiva en la misma franquicia, los Rockets (primero en San Diego y luego en Houston). Un excelente base que promedió en 13 años una media de 17,9 puntos y 4,4 asistencias por partido, con un 89,2% en tiros libres. 'Cal' está considerado como uno de los mejores jugadores de la NBA de menos de 1,80.

Si existe un cielo para las leyendas de este deporte, Moses Malone (#24) tiene un sitio privilegiado en él. Pívot dominador e intimidador, pasó por muchos equipos, pero fue en los Rockets donde más tiempo estuvo. Tras perder las Finales de 1981, se pasó a los Sixers de Erving. Allí, Malone fue la clave para la consecución del anillo de 1983 frente 'Magic' Johnson y sus Lakers. De hecho, fue el MVP de aquellas finales y también de 3 temporadas (1979,82,83). All Star en 13 ocasiones, se ganó el apodo de 'Chairman of the Boards'. Moses terminó su carrera con más de 29.000 puntos y más de 17.500 rebotes, siendo aún hoy el máximo reboteador ofensivo de la historia de la NBA.

Hablar de Hakeem Olajuwon (#34) es hablar del sueño americano. Nigeriano de nacimiento, fue elegido número uno del Draft de 1984 por los Rockets y se convirtió en su jugador franquicia durante más de 15 años. Un pívot de con el que llegaron los campeonatos de 1994 y 1995. 'The Dream' bailaba sobre la pintura al ritmo que quería. Contando su último año en los Trail Blazers, Olajuwon firmó 21,8 puntos, 11,1 rebotes, 2,5 asistencias, 1,7 robos y 3,1 tapones por partido. Fue 12 veces All Star y se llevó el oro olímpico en Atlanta 1996.

Rudy Tomjanovich (#45) es otro mito de la franquicia. Pasó toda su vida deportiva entre San Diego y Houston, ciudades históricas para los Rockets. 'Rudy T' era un excelente alero que promedió en sus 11 temporadas en la NBA 17,4 puntos, 8,1 rebotes y 2 asistencias por partido, allá por los años setenta. Pero el gran éxito vino como entrenador de los tejanos, consiguiendo los anillos de 1994 y 1995. También fue seleccionador estadounidense, obteniendo el oro en las Olimpiadas de Sydney 2000.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes