Tony Parker y Kawhi Leonard acaban con la racha de los Cavaliers

Han pasado 19 años desde que los Spurs establecieron las bases de su dinastía con la llegada al equipo de Tim Duncan y el entrenador Gregg Popovich.

Dos décadas y cinco campeonatos después, las mismas caras de los últimos quince años siguen liderando los triunfos y éxitos de la franquicia sin que la edad suponga un problema.

Prueba de ello son los 43 puntos combinados con los que el Big Three de los Spurs, formado por el propio Duncan, Manu Ginóbili y Tony Parker, puso fin a la racha de ocho victorias consecutivas (95-99) con la que los Cavaliers aterrizaban en el AT&T Center.

Fue el base francés el que lideró la anotación de los de Texas con 24 puntos, bien escoltado por Kawhi Leonard, con un doble-doble de 20 puntos y 10 rebotes, quien llama a las puertas de relevo generacional en la ciudad de San Antonio.

La férrea defensa de los locales se convirtió en el factor clave para alzarse con la victoria, dejando a LeBron James (22 puntos), Kyrie Irving (17 puntos) y Kevin Love (10) en una serie global de lanzamientos de 19 de 44, además de provocar hasta 17 pérdidas de balón.

Con este triunfo, los Spurs (35-6) mantienen su persecución al liderazgo en el Oeste de los Warriors, mientras que los Cavaliers continúan en lo más alto de la Conferencia Este.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes