Así enfrentan la offseason los Mavs de Doncic

Con bastante espacio salarial pero sin ronda de draft, los Mavericks regresar a los playoffs en el primer año sin Nowitzki.

Doncic es la gran esperanza de los Mavs. Foto: nba.com
Doncic es la gran esperanza de los Mavs. Foto: nba.com

Uno de los equipos más entretenidos de seguir en cualquier agencia libre son los Dallas Mavericks. La franquicia de Mark Cuban se ha caracterizado por ser siempre agresiva en el mercado y buscar tener buenas plantillas aun cuando no se podía. Este año, con bastante espacio salarial, no serán la excepción.

La franquicia comenzará la temporada 1 D.D (después de Dirk) y el equipo ya tiene oficialmente como líder a Luka Doncic. El esloveno, máximo candidato al Rookie del Año, será quien lleve adelante este proyecto que aún tiene muchos interrogantes pero que también atesora mucho potencial.

El primer punto a definir para la franquicia es el tema renovaciones. Además de la player option de Dwight Powell (poco más de 10 millones), la franquicia se enfrenta a la posible salida de dos históricos (Barea y Devin Harris) y a la renovación de tres piezas jóvenes muy importantes.

Dorian Finney-Smith y Maxi Kleber han explotado esta temporada y saldrán a buscar sus millones, aunque Dallas tiene la opción de igualar cualquier oferta. Sin embargo, el punto de conflicto lo tienen con Kristaps Porzingis. El letón lleva un año y medio sin pisar las pistas y tras salir de los Knicks, su futuro aún está en el aire.


En su momento se especulaba que quería tomar su oferta cualificada y ser agente libre en un año, pero sin saber qué pasará con su lesión lo recomendable para él sería negociar un acuerdo a largo plazo con Dallas que le otorgue estabilidad económica y la chance de brillar al lado de Doncic.

Con más de 38 millones disponibles pero sin primera ronda del draft (enviada a Atlanta en el trade por Doncic), los Mavs tendrán que conseguir refuerzos en la agencia libre. Ahí es cuando aparecen nombres como Kemba Walker, Khris Middleton o Julius Randle como objetivos realistas del equipo.

Walker podría ser el playmaker que le permitiría crear un hipotético big-three con Doncic y Porzingis, repartiendo la anotación y con un buen spacing, mientras que Middleton sería ese anotador exterior que necesita Doncic para abrir el campo y poder explotar en el 1v1.


La salida de ambos de sus equipos no parecen fáciles, pero al ser jugadores que no han ganado tanto dinero un gran contrato podría moverlos de Charlotte y Milwaukee respectivamente.

Julius Randle encajaría perfecto con Porzingis al poder intercambiar entre ellos las posiciones de 4 y 5, pero no hay que descartar que Dallas haga un intento por Tobias Harris u otra estrella de segundo nivel que pueda estar interesada en ganar algunos millones y jugar con dos de las promesas europeas más importantes de la liga. También se ha vinculado a la franquicia con un traspaso por Goran Dragic, compatriota de Doncic y que juega en la posición de base, la más necesitada del equipo.

A falta de un mes para la apertura del mercado, los Mavericks enfrentan un verano clave que puede ponerlos nuevamente en el centro de atención de la liga.

Comentarios recientes