La mareante oferta de los Knicks a Jordan que casi cambia el rumbo de la historia

Michael Jordan jugó en Chicago Bulls toda su carrera competitiva, pero en el verano de 1996 pudo haber cambiado de aires

Michael Jordan, junto a Pat Ewing en un Bulls-Knicks.
Michael Jordan, junto a Pat Ewing en un Bulls-Knicks.

Dejando a un lado las dos temporadas que jugó al final de su carrera en Washington Wizards, Michael Jordan nunca jugó en ningún equipo NBA que no fueran los Chicago Bulls. Sin embargo, eso no quiere decir que no recibiera ofertas. De hecho tuvo una, y muy jugosa, de los New York Knicks en el verano de 1996.

Se trataba de un ofertón que mejoraba el salario de Jordan tenía en esos momentos en un 653 por ciento. De 3.8 millones de dólares a 25 kilos. De hecho, el límite salarial de los Knicks aquel verano del 96 era de 24.3 millones...

Según San Smith, del Chicago Tribune, consiguieron llegar a un acuerdo con Cablevision y ITT-Sheraton para inyectar dinero adicional y David Stern habría dado vía libre para subir su espacio en 12 millones más.

Aquello no se dio, ya que los Bulls, tras la mejor temporada de Jordan de siempre, decidió aumentar esa oferta a 30 millones. De hecho, el año siguiente volvió a renovar y lo hizo por 33.14 millones, un 129 por ciento del límite salarial de la época.

Según CBSSports, ese salario equivaldría a que un jugador hoy cobrara en torno a 134 millones de dólares. De hecho, nadie cobró lo mismo que Jordan aquella campaña hasta que Stephen Curry lo superó en la 2017/18 con 34.7 millones.

Está claro que MJ jugó en otro liga toda su vida... por algo es el GOAT. Hubiera sido increíble que hubiera fichado por los Knicks aquel verano. Hubiera cambiado la historia del baloncesto.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes