El día que Pablo Laso salvó su puesto "gracias" a Alfredo Di Stéfano

El entrenador del Real Madrid tenía pie y medio fuera del conjunto blanco tras perder la final de la ACB del año 2014, pero un acontecimiento provocó que no fuera cesado

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, en 2014.
Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, en 2014.

Pablo Laso es el entrenador del Real Madrid desde el año 2011 y, a día de hoy, nadie duda de que es el gran baluarte de los éxitos del equipo blanco en la última década y uno de los tres entrenadores más importantes del equipo junto a Pedro Ferrándiz y Lolo Sainz. Sin embargo, no todo en estos 9 años han sido momentos de vino y rosas para el vitoriano, que vivió dos momentos muy complicados en el club.

El primero, durante la primera temporada, ya que su llegada desde el Gipuzkoa Basket no emocionó a la afición, y estuvo muy en entredicho por la prensa. Finalmente, decidieron darle la oportunidad de continuar y consiguió afianzar su puesto en 2012.

El momento más complicado que ha pasado Pablo Laso como entrenador blanco tuvo lugar durante el verano de 2014. Venía de perder su segunda final de la Euroliga consecutiva (se le escapó un partido increíble ante el Maccabi en Milán) y luego perdió la liga frente el FC Barcelona pese a contar con el factor cancha a favor y ser favorito.

Ese verano, el del Mundial de Brasil 2014, Florentino Pérez lo tenía claro: había que echar a Pablo Laso, Había que buscar un entrenador que lograra que el Real Madrid ganase la Euroliga. No valían las dos finales tras casi veinte años y el gran juego. Hacían falta los títulos.

Sin embargo, un suceso trágico cambió el rumbo de la historia de Laso y de la sección de baloncesto del Real Madrid. El fallecimiento de Alfredo Di Stéfano provocó que todo se parara en Concha Espina. Que la destitución de Laso se congelera y se acabara cancelando.

Esta historia, desconocida hasta la fecha, la reveló Mr. Chip hace unos días en 'Colgados del aro' (el canal de Youtube de Endesa que nos está haciendo más amenos estos meses y que dirige Juanma López Iturriaga - muy bien acompañado por Antoni Daimiel, Siro López y Pablo Lolaso).

Sí, se puede decir que con su fallecimiento Alfredo Di Stéfano, el mejor jugador de la historia del Real Madrid de fútbol, consiguió que el Madrid de básket siguiera por donde tenía que seguir (Laso ya acumula dos Euroligas y varias ligas y Copas del Rey más).

LA APUESTA del día

Comentarios recientes