La tremenda progresión en el lanzamiento de Lonzo Ball

Lonzo Ball quizá no sea la estrella histórica que hizo creer su padre, ya totalmente desacreditado, pero es un jugador muy útil para cualquier franquicia de la NBA y un trabajador incansable. Así lo demuestra el hecho de que haya trabajado de manera ímproba para cambiar su mecánica de tiro estos años y alcanzar una solvencia desde cualquier zona de la cancha que está alcanzando cotas superiores esta temporada con New Orleans Pelicans. En el último mes, ha pasado de un 40% de acierto en tiros de campo a un 46%, de un 29% en triples a un 47% y desde el tiro libre es prácticamente infalible, con un 86% de acierto en el mes de febrero, respecto al 56% que presentó en diciembre.

Comentarios recientes