El resurgimiento deportivo y moral de Karl-Anthony Towns

Pintaban mal las cosas para Karl-Anthony Towns a tenor de sus graves crisis emocionales en los últimos tiempos, pero el talento todo lo puede. Tras perder a su madre, enferma de COVID-19, y alertar de serios desequilibrios en su consistencia mental, llegando a hablar en pasado de su amigo imaginario Carlito, el de Minnesota Timberwolves parece haber recuperado la alegría por el baloncesto y está cuajando una magnífica temporada. Son muchos los rumores que le sitúan fuera de la franquicia de Mineápolis y el hecho de estar cerca de promediar 50% en tiros de campo, 40% en triples y 90% en tiros libres, hará que las "novias" en el mercado NBA se multipliquen.

Comentarios recientes