Anthony Edwards se tomó personal el cuarto partido ante los Mavs: "Nunca he sido barrido"

Los Minnesota Timberwolves se impusieron por 100 a 105 en Dallas contra los Mavericks, llevando la serie de nuevo a casa y dándose la oportunidad de forzar un sexto encuentro que sería épico

Víctor LF | 29 Mayo 2024 | 22:00
facebook twitter whatsapp Comentarios
Anthony Edwards, gritándole en la cara a PJ Washington
Anthony Edwards, gritándole en la cara a PJ Washington

Anthony Edwards brilló en el cuarto partido de las Finales de la Conferencia Oeste, llevando a los Minnesota Timberwolves a una victoria de 105-100 sobre los Dallas Mavericks, evitando así ser barridos en la serie. Aunque los Timberwolves aún enfrentan un déficit de tres juegos, Edwards dejó claro que salió a la cancha con una sola misión: no ser barridos.

"Nunca me han barrido en mi carrera. Aunque he estado en los Playoffs tres veces, nunca me han barrido, así que lo tomé personal. No quería ser barrido. No en su cancha. Escuchando a sus fanáticos hablar basura todo el día. Creo que salimos y competimos a un alto nivel hoy", declaró Edwards.

Edwards anotó 29 puntos, capturó 10 rebotes y repartió nueve asistencias en la victoria del cuarto partido. Contó con la ayuda adecuada de compañeros como Karl-Anthony Towns y Mike Conley, aunque los Timberwolves parecieron estar en problemas en algunos momentos del juego. Controlaron el ritmo del partido la mayor parte de la noche, cerrando finalmente a los Mavericks en un decisivo cuarto cuarto.

Aunque podría ser prematuro decir que esta victoria les da a los Timberwolves una oportunidad de ser el primer equipo en remontar una serie 0-3, es un gran logro para Edwards. Los jugadores valoran mucho evitar las barridas, y por ahora, él puede seguir diciendo que nunca ha sido barrido. Su oponente estelar, Luka Doncic, tampoco ha sido barrido, por lo que estos competidores de alto nivel dejarán todo en la cancha para ganar.

La pregunta es, ¿podrán los Timberwolves replicar esta actuación en casa en el Juego 5? Nadie pensó que vencerían a los Nuggets en un séptimo partido como visitantes, por lo que no se puede descartar la posibilidad de una remontada aún.

Edwards está promediando 27.5 puntos, 6.9 rebotes y 6.5 asistencias en los playoffs. En esta serie, promedia 23.8 puntos, 8.8 rebotes y 8.3 asistencias, continuando su papel como la opción número uno de los Timberwolves.

La provocación y el mal partido de Irving

Antes del inicio del cuarto partido, Kyrie Irving parecía confiado y relajado, diciendo a los reporteros que este era solo otro encuentro normal para los Mavericks, mientras que los Timberwolves lo tratarían como su Super Bowl. "Este es su Super Bowl. Es solo un encuentro normal para nosotros", comentó Irving. Esta actitud fue evidente desde el principio, con los Timberwolves jugando con más energía que los Mavericks toda la noche. La ofensiva letárgica de los Mavericks tuvo dificultades para encontrar su ritmo, especialmente con la ausencia de Dereck Lively II.

Irving anotó solo 16 puntos con un 33.3% de efectividad en sus tiros, insuficiente para liderar a Dallas a la victoria. Incluso un 40% de efectividad podría haber sido suficiente para ayudar a los Mavericks a sellar esta serie y avanzar a las Finales de la NBA, pero ahora Irving tendrá que cargar con el peso de haber dejado al equipo en este partido.

Los Boston Celtics esperan a los Mavericks en las Finales de la NBA, pero mientras tanto, los Mavericks necesitan cerrar esta serie lo antes posible para descansar y recuperarse antes del enfrentamiento final.