En pocas palabras

Reggie Jackson no espera recibir ningún aplauso en su regreso a la cancha de los Thunder

Roberto Carlos Mateos | 27 Nov 2015 | 18:58
facebook twitter whatsapp Comentarios

Cuando el pasado mes de febrero Reggie Jackson fue traspasado a los Detroit Pistons después de informar a los Oklahoma City Thunder de que no renovaría en verano, en el Chesapeake Energy Arena no sentó demasiado bien su forma de despedirse. Con Russell Westbrook en el equipo, Jackson sabía que muy difícil que pudiera tener las oportunidades que merecía un jugador de su calidad.

Este viernes los Thunder reciben la visita de los Detroit Pistons y Reggie Jackson volverá a verse las caras con los que fueron sus compañeros durante más de tres temporadas, y también con un público del que solo espera abucheos, algo que no le pasó a otros jugadores que también se marcharon, como James Harden o Kendrick Perkins.

El base estrella de los Pistons confiesa a Newsok.com que no espera mucho cariño del público de Oklahoma.

"Ya me abucheaban antes de irme de allí el año pasado, así que supongo que ahora también lo harán"