La ausencia de Duncan deja a Popovich un "agujero en el vientre"

El técnico de los San Antonio Spurs, que ha descartado de momento su retirada, todavía tiene que hacerse a la idea de la marcha de Tim Duncan.

Tim Duncan ya no va a volver a vestir la camiseta de los San Antonio Spurs. Aunque sea duro, hay que hacerse a la idea de que es así, y al que más le va a costar es sin lugar a dudas a Gregg Popovich. Porque "Pop" y Duncan han formado una inseparable dupla jugador-entrenador desde que el ala-pívot aterrizase en la franquicia tras ser elegido con el número 1 del Draft de 1997.

Gregg Popovich, que está como ayudante de Mike Krzyzewski en la concentración de la Selección de USA de cara a los Juegos Olímpicos, ha hablado con la periodista Ramona Shelbourne, de la ESPN, acerca de como está llevando la retirada de Tim Duncan.

"Hay un gran agujero en mi vientre. Llevábamos casi 20 años juntos y ahora tengo que hacerme a la idea de que ya no está, que se ha ido", ha dicho el técnico de los San Antonio Spurs.

Y es que no es fácil hacerse a la idea de que una de las relaciones más indelebles de toda la historia de la NBA ha llegado a su fin. Tim Duncan y Gregg Popovich unieron sus caminos en 1997 y juntos han conseguido 5 anillos de campeones para los San Antonio Spurs. Además, en ese tiempo "Pop" ha sido elegido mejor entrenador de la NBA en tres ocasiones, mientras que Duncan ha ganado dos MVP de la NBA y tres de las Finales.

Pero no queda más remedio que seguir adelante tal y como vienen las cosas, y Popovich ha marcado el camino a seguir por su parte. "Tengo que encontrar a otro jugador que ocupe su hueco o algo, porque la vida continúa para todos", ha dicho.

Además, Popovich ha descartado de momento su retirada de los banquillos, ya que según él ha adquirido compromisos con sus jugadores. "He hecho promesas a Ginobili, Parker, Kawhi o LaMarcus cuando me preguntaron si iba a seguir aquí. Así que supongo que de momento no puedo parar", ha declarado, aunque ha dejado la puerta abierta a su retiro en un plazo no muy largo. "Llegará un momento en el que estemos intentando firmar un agente libre y me dirá, Pop, ¿vas a estar aquí?, a lo que yo le responderé, no, me voy la semana que viene".

Comentarios recientes