San Antonio da una lección sin Kawhi Leonard y ya está en la Final del Oeste

Los de Gregg Popovic no echan de menos la baja de su gran estrella y se llevan el sexto partido por un claro 75-114. Golden State, el rival en la final.

Iñaki González | 12 Mayo 2017 | 07:34
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

No muchos hubieran apostado anoche por una clasificación tan contundente de los San Antonio Spurs en el Toyota Center de los Houston Rockets, y muchos menos todavía si le sumamos que lo hicieron sin Kawhi Leonard, su gran estrella, que al final no pudo jugar por culpa del esguince que sufrió en el quinto partido.

Pero a los de Gregg Popovich les dio igual, porque anoche demostraron su mejor versión para derrotar por un contundente 75-114 a unos Houston Rockets de un apático James Harden. En conclusión, anoche el mejor equipo de este siglo XXI volvió a regalar una exhibición para el recuerdo al mundo entero.

Poco antes de arrancar el partido San Antonio Spurs anunció que finalmente Kawhi Leonard no estaba disponible. Una baja que se antojaba decisiva, y que Gregg Popovich decidió suplir con la titularidad de Jonathon Simmons, el mejor sexto hombre de los tejanos en estos playoffs. El gran mérito de los San Antonio Spurs anoche fue el hacer que no se notase la baja de un jugador tan decisivo como Kawhi Leonard.

Una baja que no se notó desde el salto inicial, ya que los de Pops cogieron la manija del partido para ir siempre por delante en el marcador, aunque Houston Rockets aguantó siempre a una diferencia pequeña, nunca superior a los nueve puntos. Y con esas se llegó al final del primer cuarto con un 24-31 a favor de los visitantes.

Prometía a partido igualado hasta el final, pero esa promesa empezó a torcerse en el segundo cuarto. Un parcial de 2-13 en los primeros tres minutos disparó la ventaja de los Spurs hasta un claro 26-44 y los Rockets eran incapaces de encontrar respuesta al vendaval de los de negro. James Harden desaparecido y el marcador con un contundente 42-61 al descanso.

A los de Mike D´Antoni les tocaba remontada en la segunda parte, pero esa tarea se les complicó con otro gran arranque de cuarto de los Spurs. Un 1-10 en los primeros minutos y la ventaja ya rozaba la treintena (43-71). Los Rockets, apoyados por su público, protagonizaron un 7-0 a su favor, pero no lograron bajar la desventaja a menos de 20 en ningún momento. Y con esas Spurs entró en el último cuarto con un claro 64-87.

Los de Gregg Popovich rozaban las finales del Oeste con las dos manos, y mucho más tras otro parcial inicial de 0-7 que ponía ya un +30 (64-94). El trabajo ya estaba hecho. Houston Rockets bajó los brazos y San Antonio Spurs se paseó por el Toyota Center hasta alcanzar la final con ese claro y contundente 75-114.

Ayer no estuvo Kawhi Leonard, pero sí estuvieron LaMarcus Aldridge (34 puntos y 12 rebotes), Jonathon Simmons (18 puntos) o Pau Gasol (10 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias). En resumen, estuvieron los San Antonio Spurs, ya que hasta seis jugadores anotaron en dobles dígitos. El que no estuvo fue un desaparecido James Harden, que acabó con unos pobres 10 puntos en su cuenta.

Los San Antonio Spurs, con la exhibición de ayer, no solo se clasifican para la Final de la Conferencia Oeste, también mandan un claro mensaje a los Golden State Warriors de que lo que tienen ahora por delante no va a ser tan sencillo como lo que han tenido.