Segunda parte de la Entrevista a Guille Giménez; cachopos, anécdotas y festivales

En esta mitad desarrollaremos la parte más personal del narrador más popular de las retransmisiones en España de la NBA por Movistar+,

Roberto Carlos Mateos | 27 Jun 2017 | 19:24
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

Después de que este lunes publicásemos la primera parte de la entrevista al narrador de Movistar+ Guillermo Giménez referente al aspecto más meramente deportivo y relacionado con la NBA, hoy sacamos a la luz las preguntas que nos acercan más al lado más curioso y personal del entrevistado, y no os la perdáis porque no tiene ningún desperdicio.

Nos desvela cómo se desarrolló la pachanga que jugaron a puerta cerrada Daimiel y él junto a Iturriaga, contra los presentadores del programa de Cadena SER, La Vida Moderna.

Como los mejores duos de la historia de la NBA, Daimiel y tú tenéis una química especial cuando os juntáis para retransmitir un partido de la NBA. Os llevamos viendo narrar partidos juntos varios años pero ha sido este en el que vuestra popularidad ha trascendido más. ¿Por qué crees que ha ocurrido?

La verdad que no sé por qué. Si es verdad que soy más popular de un año a otro empezaré a notarlo ahora porque he estado encerrado en un plató unos cuantos meses. He hecho 100 noches de NBA más 40 programas de Generación NBA y la verdad que no me ha dado tiempo a comprobarlo.

¿Crees que hay gente en España que nunca había visto NBA y ahora se está enganchando gracias a vuestro estilo de narración?

Eso nos ha dicho bastante gente, que no suelen ver baloncesto pero se lo pasan bien con nosotros. Creo que la NBA es un producto audiovidual para acompañar porque hay muchos tiempos muertos y si el partido no te está dando el entretenimiento, el espectáculo lo tiene que poner la pareja que lo retransmita. Si la gente se entetiene viendo un programa es más fácil que se enganche a él.

¿Os preparáis los temas de los que habáis en las interrupciones?

No, nunca, siempre improvisamos. Se me ocurre un tema durante la retransmisión y lo suelto en alguna interrupción, y Antoni entra a capote. Y yo lo mismo. Si él saca un tema yo voy a responder. En eso consiste esa química, en no dejar una conversación a medias. Si uno habla del tiempo que hace, el otro tiene que hablar de eso hasta el final

¿Puede ser que hayáis contribuido desde hace años a la moda del cachopo?

Sí, porque llevamos años hablando de los cachopos. Nuestro cámara tiene un restaurante asturiano en Tres Cantos y allí vamos a cenar cachopos antes de las retransmisiones.

¿Y no os entra sueño después? Un cachopo no es precisamente una cena ligera.

Lo que pasa es que antes y después del cachopo nos tomamos muchos cafés. Tenemos una máquina en la entrada del plató.


Eres el narrador que más nos recuerda a Andrés Montes, pero manteniendo un estilo y una esencia muy personales. No sé si te habrán dicho esto más veces...

Me lo han dicho un montón. Hay dos tipos de personas que me lo dicen; los que creen que imito a Montes y los que piensan como vosotros que dicen que tengo un sello muy personal. Los primeros dicen eso porque solo me han visto una vez, y cuando nos ven una segunda o tercera pasan a pensar como vosotros; que tenemos nuestro vocabulario, nuestras muletillas etc. Yo no suelo poner motes a los jugadores, ni uso los que Montes les puso, ni me pongo pajarita, pero sí tengo el mismo concepto de cómo se tiene que hacer una retransmisión de NBA para entretener lo máximo posible.

¿Y crees que vuestra popularidad aumentaría mucho más si los horarios de la NBA estuvieran en la franja del fútbol? ¿O crees que se perdería por que os verían más 'puristas' y no haría falta sacar temas fuera del baloncesto como gancho?

Creo que si eso ocurriese nos verían menos puristas, pero también te digo que puristas en España hay siete, y les conocemos a todos. Y tenemos dos opciones; o hacer caso a esos siete y hablar solo sobre baloncesto o atender a los cientos de miles de abonados a la plataforma de NBA.

Puede ser que la 'misa de nueve y media' de los domingos a la que estáis abonados vosotros os haya ayudado un poco a que el producto llegue a más gente, gracias al horario más accesible para los españoles.

Sí y me consta que la intención de la NBA es poner partidos los sábados en una franja de 10 a 11 de la noche, aunque todavía está por decidir. En nuestras audiencias del domingo se nota, sobretodo si juega un equipo como los Warriors. Hay datos muy serios, así que.. que se preocupen los del fútbol.

Cambiando de tema, sabemos que eres un gran aficionado a los festivales de música de verano, y queríamos que nos recomendaras alguno cercano, barato y dónde no nos muramos de calor.

Pues el Sonorama, en Burgos. Cachondeo a sacoi, por la noche bajan las temperaturas y se puede dormir, además de que es barato.

¿Has estado en Ortigueira?

Lo conozco pero no he estado. Cualquier año me paso por ahí. Llamo a Kelly Olynyk y nos vamos los dos juntos.

Y ya para acabar, nos han llegado rumores de que en la pachanga que echásteis con La Vida Moderna (David Broncano, Quequé e Ignatius Farray) repartiste mucho juego pero no estuviste fino de cara a canasta...

A ver, no sonó ¡chof! ni una sola vez pero tengo que decir que cogí más rebotes de lo que nadie pudiera esperar y si te digo que repartí 10 asistencias igual me estoy quedando corto, eso sí, 0 de 4 en tiros, pero ganamos con un triple de Daimiel impresionante, con Iturriaga, Antoni y yo abrazados como si hubiéramos ganado el anillo de la NBA.

¿Y cómo viste a Ignatius?

Gran defensor. Muy intenso. Cuando ataca parece que está defendiendo.

¿Y Broncano? Parece que tiene aptitudes...

Se le ve que hace deporte. Juega bien, sí. Quizás fue el MVP.

¿Y Quequé? Es un gran aficionado al baloncesto...

​Yo creo que Quequé está muy perdido en la cancha.