Rakim Sanders se convierte en el quinto fichaje del Barcelona para la próxima temporada

El conjunto que dirige Sito Alonso espera cerrar su plantilla con la incorporación de dos jugadores más: un alero y un pívot.

Iñaki González | 30 Jul 2017 | 19:52
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

El FC Barcelona Lassa sigue con la confección de su plantilla para la temporada 2017-18, y su última incorporación, la quinta de lo que llevamos de verano, es el alero estadounidense Rakim Sanders, que tal y como acaba de hacer oficial la web del club firma con los azulgranas por una temporada.


Rakim Sanders, que tiene 28 años y mide 1,96, llega procedente del Olimpia Milano, equipo en el que ha jugado las dos últimas temporadas, y con los que ha promediado 12,5 puntos y 3,5 rebotes (con un 40,6% en triples) en la última edición de la Euroliga, máxima competición continental. Su currículum europeo se extiende también a las experiencias vividas con Galil Gilboa en la 2012-13 (12,6 puntos), Brose Basket en la 2013-14 (9,1 puntos) y Dinamo Sassari en la 2014-15 (12,3 puntos).

Formado en Boston College (3 temporadas) y Fairfield (1 temporada), Rakim Sanders es un jugador con mucha fortaleza física, con capacidad anotadora y buena mano desde más allá de la línea de 6,75, que normalmente se desenvuelve en el puesto de alero, pero que en momentos puntuales puede ocupar el puesto de ala-pívot gracias a esa capacidad física que tiene.

Dos refuerzos más para cerrar la plantilla

Con esta ya son cinco las incorporaciones cerradas por el FC Barcelona Lassa de cara a la temporada 2017-18 (Thomas Heurtel, Pierre Oriola, Adrien Moerman, Phil Pressey y el propio Rakim Sanders), y todavía faltarían dos fichajes más para dar por cerrado la plantilla de este primer proyecto de Sito Alonso a los mandos de la nave azulgrana.

Esos dos refuerzos deseados en el Palau Blaugrana son otro alero más para formar pareja con Sanders (el principal objetivo es Adam Hanga, por el que Baskonia ha pedido 1,5 millones de euros) y un interior que no ocupa plaza de extracomunitario (irán a por Kevin Seraphin si es cortado antes del 1 de agosto por Indiana Pacers).