Ginobili avisa de que los Spurs comenzarán la temporada bastante tocados

Las lesiones han mermado piezas claves de una plantilla que empezará la temporada en cuadro, lo que podría afectar a los resultados.

Los San Antonio Spurs preferirían que la temporada 2017-18 en la NBA comenzara varias semanas más tarde, así podrían recuperar a varias piezas clave de la plantilla. Sin embargo, apenas quedan 10 días para que arranque el nuevo curso baloncestístico y ni Kawhi Leonard, ni Tony Parker ni Rudy Gay estarán recuperados de sus respectivas lesiones, lo que limitará el rango de acción de los de Gregg Popovich y es posible que afecte a sus resultados.

Leonard sigue recuperándose de su lesión en el cuádriceps de su pierna derecha, Parker continúa su rehabilitación de la cirugía en su tendón del cuádriceps, y no se le espera hasta diciembre, y Rudy Gay ultima su puesta a punto por la complicada rotura del tendón de Aquiles que sufrió el pasado curso cuando jugaba para los Sacramento Kings.

Manu Ginobili sabe que a pesar de sus 40 años, tendrá que jugar bastantes minutos por partido en el inicio de la temporada. El escolta es consciente de que los texanos no van a comenzar la temporada a pleno rendimiento, y en declaraciones para ESPN, lanza un aviso por lo que pueda suceder.

"No vamos a empezar con el acelerador pisado a fondo. No vamos a estar listos para competir como en años anteriores, pero ya lo iremos viendo".

Popovich dará bastante protagonismo a jóvenes como Dejounte Murray o Kyle Anderson, pero por muy bien que lo hagan lo más probable es que los Spurs sufran mientras Leonard no pueda jugar.

"Veremos a otros jugadores más involucrados, pero sabemos que ése no será el equipo que vamos a ser. Leonard es nuestro hombre con más carga ofensiva, así que ya veremos como nos las arreglamos".

Comentarios recientes