LaMelo Ball sueña con jugar en los Knicks

El segundo hermano de una de las familias más conocidas del baloncesto que jugará en la NBA tiene claro que su futuro debe pasar por el equipo de la Gran Manzana

LaMelo Ball, en su época en el Vytautas lituano
LaMelo Ball, en su época en el Vytautas lituano

LaMelo Ball está cada día más cerca de cumplir su sueño de jugar en la NBA y tiene claro dónde quiere hacerlo: en los New York Knicks. El pequeño de la saga Ball empezará a conocer su destino el día 25 de agosto, momento en el que las pelotas de ping-pong rueden y las franquicias conozcan su destino en el draft de 2020.

Unos meses más tarde, exactamente el 16 de octubre, LaMelo sabrá si consigue jugar para el conjunto de la Gran Manzana. Los neoyorquinos son un equipo de todo menos apetecible, por ahora, pero parece que quieren dar pasos en el sentido correcto y jugadores como Julius Randle o RJ Barrett son una base sobre la que se puede crecer poco a poco.

Tras el fracaso de la pasada agencia libre, en la que muchos les consideraban como favoritos para hacerse con Kevin Durant y Kyrie Irving y se quedaron sin los dos, la franquicia de “la ciudad que nunca duerme” quiere que este año no le vuelva a pasar.

Lillard y Booker, entre los objetivos

¿Qué jugador no desearía aprender de hombres como Damian Lillard o Devin Booker? Esto es lo que puede pensar Ball, ya que en los últimos días se ha conocido que la gerencia de los Knicks estaría intentando fichar a uno de estos dos bases, lo que sería bueno para que el hijo de LaVar creciera sin esa presión con la que lo hizo su hermano Lonzo, pero podría cortar su progresión.

Rumores NBA: Los Knicks se interesan en Devin Booker y Damian Lillard

Rumores NBA: Los Knicks se interesan en Devin Booker y Damian Lillard

El equipo de la Gran Manzana continúa intentando convencer a alguna superestrella de la liga para que se una a su proyecto

Seguir leyendo

Ian Begley, de SNY.TV, ha sido el encargado de dar la noticia, y ha comentado que sabe que parece una locura que alguien quiera ir a un equipo como el de New York, en este momento, pero hay que tener en cuenta algo. Si por algo ha sido conocida la familia Ball es por las continuas barrabasadas que ha realizado LaVar, el padre de las criaturas.

Que mejor que seguir jugando sus cartas en la ciudad más famosa del mundo. La presión de tener un padre así pudo con Lonzo durante su estancia en Los Ángeles, pero LaMelo es un jugador que siempre se ha mantenido al margen y ha intentado que su padre no influya demasiado en su carrera.

Los Knicks tienen una probabilidad del 37,2% de conseguir un pick 4 del draft y un 50% de elegir entre los 8 primeros. Todas las predicciones hablan de que el menor de los Ball saldrá en una de estas posiciones. El propio LaVar ha dicho en más de una ocasión dónde quiere jugar su hijo, por lo que si la franquicia neoyorquina no elige en una de las 2 primeras posiciones y nadie le ha elegido antes puede ser que LaMelo vista la camiseta de los Knickerbokers.

Si por el contrario tiene la suerte de tener la primera o la segunda elección, puede ser que se decanten por jugadores como el interior James Wiseman. Un jugador al que todos ven como número 1 del draft y que vendría bien a un equipo que también necesita un interior.

Comentarios recientes