Los 10 contratos NBA a largo plazo más difíciles de gestionar

Analizamos el mercado en busca de contratos multimillonarios en jugadores lejos de su mejor momento, que podrían poner en aprietos a cualquier franquicia.

John Wall y contratos más difíciles de gestionar. Foto: gettyimages
John Wall y contratos más difíciles de gestionar. Foto: gettyimages

Comprometer una cantidad de dinero enorme a un jugador que, por el momento, no está respondiendo a las expectativas o en el que se perciben claros síntomas de ocaso en su carrera deportiva, es uno de los mayores problemas a los que puede enfrentarses la gerencia de una franquicia NBA, tal y como indica SportsYahoo. Hay numerosos casos de jugadores que se van a aprovechar de un contrato firmado en unas circunstancias muy diferentes, que les garantiza cobrar un salario lejos de verse correspondido con su rendimiento en cancha, presente y/o futuro. En un momento de grave crisis económica en la liga como es el actual, dada por el coronavirus y el boicot de China, hay 10 contratos que traen de cabeza a las franquicias NBA y pueden condicionar su futuro.

  1. John Wall: 132.932.520$ en tres años, con Player Option en la tercera temporada
  2. Tobias Harris: 147.258.000$ en cuatro años
  3. Russell Westbroook: 132.633.438$ en tres años con Player Option en la tercera temporada
  4. Andrew Wiggins: 94.738.170$ en tres años
  5. Al Horford: 81.000.000$ en tres años con 14.500.000$ garantizados en la tercera temporada
  6. Kevin Love: 91.459.342$ en tres años
  7. Draymond Green: 99.666.362$ en cuatro años con Player Option en la cuarta temporada
  8. Harrison Barnes: 60,852.273$ en tres años
  9. Khris Middleton: 146.896.552$ en cuatro años con Player Option en la cuarta temporada
  10. D´Angelo Russell: 90.040.500$ en tres años

Salta a la vissta que algunos jugadores ya veteranos obtuvieron un gran rédito al firmar contratos a laargo plazo, como Horford, Love o Green, pero también hay jóvenes que, hasta el momento, no han mostrado el nivel esperado entre lo que destaca Rusell y Wiggins. Comprometidas son las situaciones de Westbrook y Middleton, cuyo papel de segunda estrella en sus respectivas franquicias no se corresponde del todo con un salario muy alto y, más aún, explorando sus opciones de futuro.

Comentarios recientes