Stephen Curry se coloca a la altura de Michael Jordan

El base de Golden State Warriors sigue ampliando su leyenda en la mejor liga de baloncesto del mundo y su figura alcanza límites a la altura de los más grandes

Stephen Curry se coloca a la altura de Michael Jordan "Foto: Clutch Points"
Stephen Curry se coloca a la altura de Michael Jordan "Foto: Clutch Points"

Stephen Curry es uno de los mejores jugadores de la NBA. La grave lesión que le ha mantenido apartado de las canchas todo el curso pasado parece haber borrado la estela de un base único, instalado en el olimpo de la mejor liga de baloncesto del mundo.

Como jugador no tiene límites, es la cara más visible de la liga junto a LeBron James, pero su figura ya traspasa tantas fronteras que hablamos de algo más que un jugador de baloncesto. Una figura que trasvasa los límites del deporte en esta nueva dimensión globalizada que nos concierne.

Su influencia es tremenda y por eso mismo podemos afirmar que su nombre se coloca a la altura de Michael Jordan. No en hitos cosechados o en carrera deportivo, pues en este ámbito aún le queda mucho camino que recorrer al jugador nacido en Akron, Ohio. Pero sí se equipara con la leyenda de los Bulls en lo relativo a su marca de ropa, pues Stephen Curry también tendrá la suya y así se ha anunciado hoy desde varios medios norteamericanos.

Curry Brand

La intención de Under Armour con Stephen Curry es la misma que en su día explotó Nike con la creación de Jordan como marca. Ahora, la Curry Brand será la novedad de la colección de la marca estadounidense cuya oficina central se encuentra ubicada en Maryland, Baltimore.

Doble MVP, tres veces campeón de la NBA y 5 veces finalista, el base de Golden State Warriors sigue ampliando su silueta como una de las personalidades más comerciales de toda la liga y del mundo del deporte en general.

Una nueva vía de ingresos para Stephen Curry que pretenderá igualar los números del mito Michael Jordan, cuya marca consiguió superar los 1.000 millones de beneficio en el último semestre. Nada mal, ¿verdad?

Comentarios recientes