Análisis NBA: Minnesota Timberwolves y la posibilidad de tener su particular Big 3

Desvelamos las claves que invitan al optimismo para que los Timberwolves consigan grandes resultados aprovechando el talento de sus tres estrellas jóvenes.

Minnesota Timberwolves, Big 3 en temporada 2022. Foto: gettyimages
Minnesota Timberwolves, Big 3 en temporada 2022. Foto: gettyimages

La paciencia puede agotarse muy pronto y resulta imposible postergar más el asalto a la élite de un grupo tan talentoso como inmaduro, hasta el momento. Minnesota Timberwolves lleva años fundando y refundando proyectos deportivos interesantes, intentando rodear de la mejor manera posible a Karl-Anthony Towns, su gran apuesta. Sin embargo, el pívot dominicano parece haber perdido ese fuego competitivo del que hizo gala en su aterrizaje en la liga, afectado por la ausencia de aspiraciones competitiva de su equipo un año tras otro. El buen nivel de Anthony Edwards y la capacidad de D´Angelo Russell para desequilibrar en ataque deberían ser argumentos de sobra válidos para que los de Mineápolis lucharan por los playoffs este año, aunque tendrán que mejorar en defensa.

En este sentido aportará mucho la llegada de Taurean Prince, un alero alto que puede cambiar en defensa ante casi cualquier tipo de rival y que debería brindar la energía necesaria para que todo el equipo subiera su rendimiento en este aspecto. En la misma línea se ha encuadrado el fichaje de Patrick Beverley, con el que se pretende dotar al conjunto de experiencia, garra competitiva y argamasa defensiva. La presencia de este Bad Boy puede ser determinante para que los jóvenes suban su nivel de autoexigencia y el equipo sea mucho mejor. Desde el banquillo seguirán teniendo como gran baluarte a Malik Beasley, mientras que Josh Okogie se erige en un jugador clave desde el banquillo.

Karl-Anthony Towns, único jugador interior de referencia

Llegados a este punto, resulta evidente que la gran debilidad del equipo es la falta de jugadores fiables para poder alternar con Towns en el poste interior. Se confía en que Jarred Vanderbilt y Jake Layman suban sus prestaciones y puedan ejercer la labor de 4 con solvencia, pero no sería nada extraño que Minnesota Timberwolves optara por jugar la mayoría de minutos importantes con cuatro jugadores pequeños rodeando al pívot dominicano, que tendrá que redoblar sus esfuerzos por ser importante en la pintura, tanto en defensa como en ataque. De eso dependerá, en gran medida, la posiblidad de que su joven Big 3 les lleve a luchar con solvencia por disputar la postemporada.

Comentarios recientes