Brandon Ingram y el beneplácito de la regularidad como método de excelencia

Muchos jugadores pasan por las temporadas de la NBA siendo claramente infravalorados, y en muchas ocasiones lo hacen porque se mantienen en un nivel muy alto durante un considerable periodo de tiempo. Es el caso, sin ninguna duda, de Brandon Ingram, que ha vuelto a comenzar la temporada siendo la estrella principal de New Orleans Pelicans.

Sus promedios estadísticos son de una super estrella en la liga, ha conseguido asumir que la regularidad en lo más alto es algo normal y lógico, y su nivel le coloca ya en los primeros puestos del ranking de mejores jugadores de la liga. Al menos, en un top-25. ¿Opiniones?

Comentarios recientes