Utah Jazz, las claves de la gran alternativa a Suns y Warriors

Desgranamos algunos de los factores que hacen del equipo dirigido por Quinn Snyder, un claro aspirante al anillo y competidor de los grandes favoritos.

Utah Jazz, claves de su éxito en temporada. Foto: gettyimages
Utah Jazz, claves de su éxito en temporada. Foto: gettyimages

Los eternos tapados de la liga. Así es como se puede definir a unos Utah Jazz que llevan temporadas afincados en la élite y dando pequeños pasos en su progresión. Quizá no sean el equipo más mediático por no contar con una superestrella de la liga, pero han sabido cimentar un estilo propio y genuino en base a un quinteto de los más completos de toda la NBA y tienen claro a lo que juegan. Hay automatismos defensivos y ofensivos en la cancha que hacen que todo funcione como un engranaje perfecto y que han provocado que sean el único equipo de la Conferencia Oeste que parece en disposición de poner en entredicho la supremacía de Warriors y Suns. Con una espectacular racha de 9 victorias en 11 partidos, los chicos de Quinn Snyder están en disposición de dar un salto cualitativo.

Jugadores de marcado corte europeo, inteligencia táctica muy elevada y esfuerzo defensivo, pero por encima de todo eso, talento. Todos estos factores son los que se aúnan en una miscelánea perfecta de pequeños y grandes, de veteranos y noveles, de anotadores compulsivos y expertos defensivos. No hay carencias en el esquema de juego de un equipo que no comparte tanto el balón como se podría pensar, pero que lo hace con eficacia para aprovechar los huecos que genera presencia de Rudy Gobert en la pintura. Tanto es así que se han convertido en el primer equipo de la historia en anotar 20 triples o más en tre partidos consecutivos.

Si bien es cierto que una parte sustancial de su éxito se explica por el gran nivel de juego de Donovan Mitchell, merece especial atención lo que está haciendo Mike Conley esta temporada. Muchos pensaban que los mejores tiempos del experimentado base habían tocado a su fin, pero redobla su pulso a una liga que le ha infravalorado siempre, con una clarividencia absoluta a la hora de dirigir al equipo, pero también de cara a canasta. Y es que está promediando un 51% en tiros de campo y un 45% en triples, datos irrefutables de todo lo que ayuda en ataque y contribuye a que Utah Jazz esté a menos de cuatro partidos del liderato de la Conferencia Oeste.

Comentarios recientes