Descubre los 20 jugadores que han recibido votos para el NBA pero NUNCA han sido All-Star

Por extraño que pueda parecer, hay nombres en la historia de la mejor liga de baloncesto del mundo que han estado en las quinielas para el premio más prestigioso del año pero no han participado en el Partido de las Estrellas

Víctor LF | 08 Mayo 2024 | 23:00
facebook twitter whatsapp Comentarios
Arvydas Sabonis
Arvydas Sabonis

La NBA, como cualquier otra liga deportiva, a menudo genera debates apasionados y discusiones sobre quiénes son los mejores jugadores en la cancha. Una de las formas de medir la excelencia individual es a través del premio al Jugador Más Valioso (MVP), un reconocimiento prestigioso que destaca el desempeño sobresaliente de un jugador durante la temporada regular.

Sin embargo, hay una peculiaridad interesante que involucra a algunos jugadores que nunca fueron seleccionados para el All-Star Game pero recibieron votos para el MVP, lo que plantea interrogantes sobre los criterios de evaluación y reconocimiento en la liga.

Entre los nombres notables que conforman este grupo selecto se encuentran Stephen Jackson, cuya intensidad en la cancha y habilidades en ambos lados del juego le valieron el reconocimiento en la temporada 2009-2010. Jalen Rose, conocido por su versatilidad y capacidad para anotar puntos de manera consistente, también figura en esta lista, al igual que el legendario Arvydas Sabonis, cuyas habilidades únicas como pívot lo convirtieron en una figura icónica del baloncesto europeo y mundial.

Pero la lista no se detiene ahí. Jugadores como Al Jefferson, un pívot dominante con un juego interior formidable, y Phil Ford, un base habilidoso y líder en la cancha, también recibieron votos para el MVP a pesar de nunca haber sido seleccionados para el All-Star Game. Los otros nombres son los de Clifford Ray, Jim Chones, Marvin Webster, John Barnhill, Steve Johnson, Ty Lawson, Paul Pressey, Darrell Armstrong, Elmore Smith, Al Bianchi, Marcus Camby, PJ Brown, Kelvin Ransey, Alton Lister y Lucius Allen todos ellos jugadores que dejaron una marca indeleble en la historia de la NBA a pesar de no haber sido reconocidos como All-Stars durante sus carreras.

Este fenómeno plantea preguntas fascinantes sobre la naturaleza del reconocimiento en el deporte profesional. ¿Qué tan importante es el All-Star Game en comparación con el MVP en términos de evaluar el impacto y la excelencia de un jugador? ¿Debería haber una mayor correlación entre ambos honores? Estas interrogantes resaltan la complejidad inherente en la evaluación del rendimiento deportivo y subrayan la diversidad de habilidades y estilos de juego que existen dentro de la NBA.

Unos criterios diferentes

En última instancia, la inclusión de estos jugadores en la lista de MVP votados pero nunca seleccionados para el All-Star Game refleja la complejidad y subjetividad de los criterios de selección en la NBA. Desde anotadores explosivos hasta defensores sólidos y creadores de juego inteligentes, cada uno de los jugadores en esta lista aportó algo único al deporte y dejó una marca indeleble en la historia del baloncesto profesional.

La NBA es una liga llena de talento y competencia feroz, y la diversidad de trayectorias y experiencias entre los jugadores solo sirve para enriquecer su legado colectivo. Aunque no todos puedan ser All-Stars, su impacto en el juego y su influencia en sus equipos y en la liga como un todo son reconocidos y apreciados por aficionados y expertos por igual.