Previa y pronósticos para 2016; Golden State Warriors

Los Warriors afrontan una nueva temporada con el mismo núcleo de jugadores y un objetivo bien definido: intentar igualar los logros del pasado año.

Los Warriors son el equipo de moda. Después de alcanzar las 67 victorias y conquistar el campeonato tras 40 años de sequía al son del MVP Stephen Curry, la franquicia de Oakland tendrá la difícil papeleta de repetir un año histórico y dar un nuevo paso en su asentamiento como dinastía.

Aunque pueda parecer que la motivación sea menor por todo el éxito recopilado en apenas un año, la franquicia de Oakland mantiene intacta su hambre de victoria, y más todavía cuando muchas figuras de la competición han intentado restar méritos a sus logros por las lesiones sufridas por sus rivales, principalmente en las Finales de la NBA ante Cleveland Cavaliers.

Uno de los juegos más atractivos y vistosos de toda la NBA que volverá a brillar con luz propia, un año más, en las 30 canchas que componen la geografía norteamericana.

Quinteto, banquillo, altas y bajas

Verano muy tranquilo en Oakland donde el grueso de los movimientos giraron en torno a la renovación de Draymond Green y el traspaso de David Lee. Con una plantilla prácticamente similar a la del pasado curso, las diferencias serán mínimas y el quinteto inicial volverá a estar compuesto por los mismos jugadores.

El juego interior del equipo será propiedad del veterano Andrew Bogut y una estrella emergente como lo es Draymond Green, mientras que el back-court estará compuesto por Harrison Barnes y la pareja de moda, los 'Splash Brothers'. Andre Iguodala volverá a ser una pieza fundamental, o sino pregunten a LeBron James, como sexto hombre, mientras que Marresse Speights, Leandro Barbosa o Shaung Livingston serán los encargados de aportar minutos de calidad desde la segunda unidad.

Altas: Kevon Looney (rookie, UCLA), Jason Thompson (Sixers)

Bajas: David Lee (Celtics), Justin Holiday (Hawks), Ognjen Kuzmic (Panathinaikos)

Fortalezas

Potencial ofensivo. Los Warriors presentaron el mayor promedio anotador por partido el pasado curso. En los despachos de la franquicia han asegurado la continuidad del núcleo principal del equipo y Steve Kerr se encargará desde el banquillo de mantener el frenético ritmo anotador que exhibió el equipo durante la temporada.

Acierto exterior. Ningún otra franquicia de la competición puede presumir de tener a su disposición a dos francotiradores del calibre de Stephen Curry y Klay Thompson. Por si fuera poco, jugadores como Harrison Barnes, Andre Iguodala o Draymond Green pueden asumir responsabilidades desde el perímetro sin ningún tipo de problemas. En definitiva, un equipo que puede liquidarte en apenas unos minutos si le dejas más espacio del necesario.

Química y continuidad del proyecto. Sin contar un David Lee que, por otro lado, cumplió un papel residual en su último año en Oakland, en las oficinas han conseguido mantener la estructura principal de un equipo campeón que volverá a tener en la figura de Steve Kerr el perfecto timonel. Todos se conocen a la perfección y saben a lo que juegan.

Segunda unidad de garantías. Salvo la presencia de Iggy como presumible sexto hombre, los Warriors no presentan un banquillo de grandes nombres pero si de efectivos importantes que conocen bien su rol y aportan su granito de arena.

Debilidades

Presión. Pocas debilidades reales existen en unos Warriors que enamoraron a toda la NBA con su juego rápido y atractivo. Quizás la más importante puede ser la presión de repetir una gesta increíble que les llevó a conquistar el campeonato tras 40 años de ausencia y después de haber firmado un espectacular bagaje de 67 victorias en regular season. Unas altas expectativas que pueden convertirse en una pesada losa a lo largo de la temporada si no se sabe afrontar adecuadamente la situación.

Un tercer referente anotador. Con dos anotadores compulsivos como lo son Stephen Curry y Klay Thompson en un equipo que viene de liderar la clasificación de puntos por partido puede resultar extraño este punto. Sin embargo, los Warriors han demostrado tener problemas cuando sus dos principales referentes ofensivos mostraron un acierto inferior al habitual. En esos momentos, nunca hubo un efectivo que diera un paso adelante y asumiera la responsabilidad en ataque. Si bien destacan figuras como Iguodala, Barnes o Green, ninguno de ellos ha mostrado, por ahora, ser una alternativa efectiva real para las dos estrellas del equipo.

Factor sorpresa. Si bien es cierto que las 67 victorias de los Warriors no fueron fruto de la casualidad, si lo es que nadie esperaba el excelso rendimiento que exhibió el equipo a lo largo del curso. Las defensas están mucho mejor preparadas y las principales potencias del Oeste se han reforzado muy bien.

Pronósticos

Después de alcanzar la gloria el pasado curso y a pesar de haber asegurado la continuidad de la columna vertebral del equipo, los Warriors tendrán una competencia aún mayor este año en la cada vez más competitiva Conferencia Oeste. Aún así, la franquicia de Oakland volverá a situarse en la zona alta de la clasificación y apostamos a que alcanzarán la segunda posición de la Conferencia Oeste con una bagaje que girará en torno a las 60 victorias.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes