Previa y pronósticos para 2016; Minnesota Timberwolves

En Minnesota conocen bien sus cartas y su objetivo en esta nueva temporada será el de asentar las bases de un prometedor proyecto repleto de futuras estrellas.

El verano de 2014 marcó un antes y un después en un equipo que, de por si, no ha conseguido ningún logro en los últimos años. La salida de Kevin Love rumbo a Cleveland abría las puertas de la reconstrucción al equipo, algo que solo han conseguido cumplir a medias.

Con una plantilla repleta de talento y jóvenes promesas, las lesiones hicieron especial daño a un equipo que ya encaraba la temporada con mínimas aspiraciones y que no pudieron hacer nada para evitar firmar el peor registro de la temporada. Sin Nikola Pekovic, Ricky Rubio, Kevin Martin y Shabazz Muhammad a causa de largas estancias en la enfermería, Minnesota solo pudo sumar 16 victorias tras presentar la peor marca defensiva de toda la liga.

Ahora, el panorama es muy diferente pero con los mismos tintes del año pasado. Con un nuevo número uno del Draft, una pequeña dosis de veteranía con Garnett, Miller y Prince y con el plantel totalmente sano. Es hora de soñar.

Quinteto, banquillo, altas y bajas

La gran igualdad de la plantilla y las lesiones que dejaron en el dique seco a varios de los principales jugadores hacen que sea difícil establecer un quinteto inicial estándar para dar comienzo la temporada. Las alternativas son una de las grandes bazas del equipo.

Andrew Wiggins y Ricky Rubio se postulan como alero y base titulares del equipo, aunque las opciones son numerosas, con Zach LaVine y Andre Miller en la recámara. En el puesto de escolta, Kevin Martin y Shabazz Muhammad aportan, en contraposición, veteranía y juventud, aunque con una clara vocación ofensiva más que definida. El propio Muhammad puede cumplir funciones de '3', un rol que debería asumir el veterano Tayshaun Prince desde la segunda unidad.

Tras la salida de Anthony Bennett, el juego interior de los Wolves ha quedado un poco más desahogado aunque continúa saturado de efectivos. Hace unas semanas, Flip Saunders confirmó su idea de apostar por Kevin Garnett como '4' titular, aunque su edad e historial de lesiones no le permitirán disfrutar de demasiados minutos. Nikola Pekovic y el número uno del Draft, Karl-Anthony Towns, son los grandes candidatos a repartirse los minutos 'gordos' en la zona, aunque también lucharán por una mayor implicación en pista los interiores Gorgui Dieng, Nemanja Bjelica y Adreian Payne.

Altas: Nemanja Bjelica (Fenerbahçe), Damjan Durez (Pacers), Tyus Jones (rookie, Universidad de Duke), Andre Miller (Kings), Tayshaun Prince (Pistons), Karl-Anthony Towns (rookie, Universidad de Kentucky).

Bajas: Chase Budinger (Pacers), Justin Hamilton (Valencia Basket), Robbie Hummel (Olimpia Milano), Gary Neal (Wizards).

Fortalezas.

Talento. Los Wolves presentan una de las plantillas más jóvenes y prometedoras de toda la NBA. Varios diamantes en bruto con mucha hambre que pueden dar algún que otro susto a sus rivales y agradables sorpresas al equipo.

Diversión. Con una mezcla perfecta entre juventud, velocidad, atletismo y físico, Minnesota puede convertirse en una ciudad referencia para la diversión de los aficionados gracias a un juego atractivo y vistoso. Jugar sin presión ayudará a esta premisa.

Juego en equipo. Prácticamente ninguna figura destaca por encima de las demás y varios jugadores pueden aportar mucho al equipo, tanto en ataque como en defensa. Si el cuerpo técnico da con la tecla exacta, los Wolves pueden ser un conjunto peligroso.

Debilidades

Referente ofensivo. Muchos jugadores con vocación ofensiva pero ninguno que suponga una amenaza real y que asuma la responsabilidad total en ataque. El equipo es muy joven y es momento de que los principales talentos comiencen a ejercer los roles que se les presupone. Año importante para Andrew Wiggins, Karl-Anthony Towns y Shabazz Muhammad.

Necesidad de un líder. Kevin Garnett se presenta como el líder espiritual y el profesor de las jóvenes promesas pero su presencia en la pista se presenta como testimonial. Alguien deberá asumir galones en el juego. ¿La hora de Ricky Rubio?

Lesiones. Los Wolves han sido un equipo que ha visto minada su fortaleza y sus expectativas a causa de las lesiones durante los últimos años. El transcurso de la temporada dependerá mucho de la salud de sus estrellas.

Defensa. La plantilla de Minneápolis recibió 106.1 puntos por partido el pasado curso, situándose como la peor defensa de toda la competición. En los despachos tampoco han hecho demasiado hincapié en mejorar la situación.

Inexperiencia. Demasiada juventud la que exhiben estos baby-Wolves por lo que los resultados no empezarán a llegar hasta dentro de un par de temporadas. La motivación y el evitar caer en el derrotismo, factores a tener en cuenta.

Pronósticos

Minnesota volverá a copar la zona baja de la Conferencia Oeste. Si las lesiones respetan la salud física de la plantilla, a los Wolves se les exigirá un salto en juego y resultados. Aún así, no creemos que puedan aspirar más allá de la 13ª posición con un bagaje en torno a las 28 victorias.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes